COMANCHERÍA (Hell or High Water, 2016)

Insulsos remakes, palomiteras adaptaciones de cómics y demás artefactos manufacturados en los laboratorios del mainstream políticamente correcto me han ido alejando de las salas de cine para refugiarme en la comodidad del DVD de mí casa.

Precisamente en tal formato doméstico hace poco que he visionado esta peli que, per se, explica y aclara mucho más sobre la actual realidad estadounidense que cientos de sesudos análisis sociopolíticos.

“Comancheria” nos cuenta la historia de dos hermanos (excelsos Chris Pine y Ben Foster) que se dedican a robar bancos para poder saldar sus deudas con los mismos y no perder así su rancho familiar, mientras un Ranger (sublime Jeff Bridges, en el cénit de su ya larga carrera) a punto de jubilarse y su compañero mestizo (sobresaliente Gil Birmingham, impasible a los chistes racistas de aquél) les pisan los talones por los polvorientos parajes de una deprimida Texas.

Su director y guionista, David Mackenzie, revisita/actualiza aquí el western de siempre sin necesidad de recurrir a estúpidos artefactos postmodernos a la par que -sin caer en dogmatismos ni moralinas- habla de pobreza, desahucios, empleos basura, humillación, falta de oportunidades…en definitiva, de pasarlas muy putas en la vida, algo que sólo podrán entender quienes han pasado por ello.

Soberbio film y, a la vez, soberbio retrato de esa (vapuleada por la crisis y olvidada por la globalización) América profunda mayoritariamente poblada por blancos perdedores (no por estúpidos trogloditas como piensan los muy bienpensantes progres de sofá) que un buen día dio al Stablishment usako con Trump en los dientes.

CACHÚS 

 

 

Be Sociable, Share!

    Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

    ACEPTAR
    Aviso de cookies
    Web translate