¿CÓMO ANDÁIS DE MIEDO?

alb9

 

Este año no nos podemos quejar, tenemos ración de miedo a diario.

Empezamos con el Ébola, que nos iba a contagiar a todos. Como plato estrella el terrorismo yijadista, acompañado de unas tapitas de inmigración masiva -que ahora nos damos cuenta que llevan años en la mesa-. Seguimos con la corrupción bancaria, política y general, pero como eso ya nos sabe a poco, hemos comido mucha, pues una de guerras: Ukrania, Siria, Libia, Palestina -ah! que eso no es una guerra, es una matanza- en breve Tunez, ya en la mesa Yemen y África que no falte. Todo aderezado con varios salpicones de errores que sirven en avión derribado. Y una promesa clara de guerra en todo Oriente Medio, léase, donde el petroleo nace o por donde tiene que pasar.

Si aun te queda sitio tienes a elegir: Iberdrola subirá un 38% su factura este año -gracias, Aznar-, el TTIP que convertirá a Europa en una empresa y a nosotros en esclavos pobres sin país ni derecho alguno, las fumigaciones a diario desde aviones para modificar el clima y la agricultura, conservar o conseguir empleo, una juventud que emigra -por el afán aventurero de la juventud, por supuesto- y los que quedan, sin trabajo o con trabajos que llamarlos basura es demasiado fino; la sanidad, la educación y la justicia que desaparecen como derecho, la Ley mordaza, Venezuela y Podemos “el peligro en chándal”, Putin y el frío glaseado, la delincuencia organizada y la policía -a veces igual de peligrosos-, Belén Esteban -eso si da miedo- y la TeleSión, las maniobras a lo loco de la OTAN -el ejercito privado de la UE-, la programada independencia de Catalunya -luego cae Euzkadi con unos chacolís-….. etc.. etc.. etc.

De postre queda ir al médico para que nos atiborre de pastilitas de colores, así la digestión se hace menos pesada, y unos yogures para obrar como Dios manda al día siguiente.

En último caso, si aun crees que puedes tragar con algo más, el resopón lo llamo yo, crea tus propias paranoias, que la Nouvelle Cuisine está otra vez de moda.

Si por mí fuera ponía a Chicote al mando. Total, de perdidos al río.

A. MARTÍN

 

Be Sociable, Share!

    Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

    ACEPTAR
    Aviso de cookies
    Web translate