EL COMUNISMO ES LA RELIGIÓN DE LA MISERIA. PIERRE JOSEPH PROUDHON

Nacido el 15 de enero de 1809 en Besancon, Pierre-Joseph Proudhon tuvo por padres a un tonelero –y a temporadas viticultor- y una sirvienta. Lejos de ocultar orígenes tan modestos, Proudhon siempre mostró su pretensión de “trabajar sin descanso…. por la mejora intelectual y moral” de aquellos a los que se complacía en llamar sus “hermanos y compañeros”. Hombre surgido del pueblo, se convirtió en conciencia de multitud de militantes revolucionarios, lo que no le importó guardarse muy mucho de sucumbir a la vanidad a la que frecuentemente arrastra el triunfo en el mundo intelectual. A los veintinueve años. Con motivo de una beca concedida por la academia de Besancon, escribe a su amigo Ackermann; “Haz votos para que mi fragilidad humana permanezca fiel a sus juramentos y a sus convicciones, y no se deje en absoluto ofuscar por un vana satisfacción de amor propio”.

Se ha escrito y se ha dicho mucho sobre Proudhon. Ciertamente, su filosofía social, su sociología, su doctrina socio-política, merecen un examen y siguen siendo, cuando menos parcialmente, útiles elementos para la reflexión que han merecido el calificativo de actuales.

En un momento en el que los socialismos “científicos” de inspiración marxista han fracasado y son barridos por la historia, el socialismo de Proudhon resulta particularmente novedoso y fecundo en la renovación del debate de las ideas. Es necesario releer a Proudhon.

ALFRED HORN

Be Sociable, Share!

    Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

    ACEPTAR
    Aviso de cookies
    Web translate