¿CONOCÉIS LA DIVERTIDA HISTORIA DE LA BOMBA ATÓMICA PAKISTANÍ?

Abdul Qadir Kahn es el padre de la bomba atómica pakistaní… es también posible que haya facilitado tecnología nuclear a Corea del Norte e Irán… pero eso no es tan importante como la forma en que la consiguió… ¿El dibujito de abajo os parece gracioso? Pues ya ha pasado. Abdul era un ingeniero en una planta nuclear holandesa cuando su país fue derrotado por tercera o cuarta vez por su vecina, la India.
Adbul no es un fanático religioso: está casado con una holandesa cristiana, en las reuniones de su empresa comía salchichas y bebía cerveza como todo el mundo. Era un ingeniero holandés de origen pakistano, educado en Bélgica, amable e integrado en su país de acogida… No era un fanático religioso, pero sí un patriota… así que cuando supo que la India estaba desarrollando un programa de armas nucleares se presentó en la embajada de su país en Holanda y dijo algo así como “soy pakistaní, patriota e ingeniero nuclear y puedo construir una bomba atómica para mi país…”

Obviamente no fue tan fácil. Ni la Embajada le tomó inicialmente en serio, ni él estaba capacitado para fabricar una bomba atómica, pero poco a poco superó todos los obstáculos… Y entre los obstáculos no estaba la policía holandesa porque esto pasó antes de la racha de atentatos islámicos y además Holanda era inocententemente estúpida (volveré sobre el tema en su momento)… los obstáculos administrativos pakistanís fueron probablemente más difíciles de superar que la falta de capacitación de Abdul en algunos aspectos de su tarea… Para eso Abdul simplemente fue departamento por departamento haciendo preguntas a sus colegas ingenieros… “Soy Abdul Qadir… ¿me recuerdas del picnic de la empresa? Soy ingeniero atómico pero en una rama distinta a la tuya… ¿te importa que visite tu departamento y te haga algunas preguntas?” Después vino el sacar fotos… “¿Te importa que saque alguna foto y después te haga preguntas sobre la misma?” En algunos meses comenzó a invitar a sus “primos recién llegados del país” a barbacoas familiares junto a sus colegas… “Oye, en Pakistán no tenemos centrales nucleares… ¿Podemos llevar a mis primos de visita a la central? Tú sabes tanto… podrías enseñarsela… tenemos tanto que aprender de Europa…”

Y así se desarrolló inicialmente el programa nuclear pakistaní. Después lo medio pillaron y se tuvo que ir a Pakistán… donde dejó de tomar cerveza y comer salchicas y, sin serlo, comenzó a comportarse como el buen musulmás que no era….

Bueno, primero hablemos de lo bueno… Abdul quería bombas para defenderse de la India, no para atacar Europa. Y hasta el día de hoy esa es la extensión del programa nuclear pakistaní, machacar al vecino que adora 3000 dioses en vez de reconocer que Alá es grande…

Ahora hablemos de lo malo… ¿Nadie se dio cuenta? En realidad sí, un colega ingeniero acudió a la policía pidiendo una investigación, que fue rechazada… y el denunciante declarado como poco menos que racista por el que recibió la denuncia… y además, todas las demás armas nucleares -chinas, francesas, inglesas, rusas, norteamericanas– están apuntando a blancos lejanos, y sometidas a numerosos controles. Fuera de las películas hay poco peligro de guerra entre enemigos que tienen horas de vuelo entre sus respectivos blancos y numerosos medios de contacto directo entre sí para evitar accidentes… Por el contrario Abdul Qadir Kahn facilitó un arma atómica destinada a ser empleada contra un vecino inmediato, con unos blancos que están a una distancia de cinco a diez minutos, con el que no hay apenas contacto diplomático y está equipado a su vez con armas atómicas con las que contraatacar y ha dicho varias veces que no le preocupa una guerra atómica porque tiene suficientes habitantes como para perder cien millones y sobrevivir y ganarla…

A mí ni Abdul ni su colega que lo denunció me caen mal… los policías holandeses por el contrario…

JUAN LLAMA

Be Sociable, Share!

    Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

    ACEPTAR
    Aviso de cookies
    Web translate