CONSEJOS PRÁCTICOS PARA CIUDADANOS RESPONSABLES

Buenos días amigos, en mi artículo de esta semana, voy a tratar de aportar una serie de consejos prácticos para ciudadanos responsables, solidarios, empáticos, inclusivos, post-modernos y con perspectiva de género, pues creo que ante la grave situación de guerra, crisis sanitaria y abusos del heteropatriarcado opresor que estamos padeciendo, tenemos que hacer algo.

En primer lugar, deberíamos prescindir de nuestros automóviles, emiten demasiado C02 a la atmósfera y contribuyen al incremento y aceleración del cambio climático; a partir de ahora todos deberíamos ir al trabajo en patinete, aunque tengamos que hacer 120 kilometros diarios, sólo tenemos que levantarnos unas horitas antes y estaremos obrando en beneficio de todos.

Únicamente nuestros líderes políticos, las fuerzas de seguridad y las celebrities de televisión deberían usar automóviles, helicópteros, barcos, aviones, limusinas, yates, motocicletas de gran cilindrada y reactores; en su caso está justificado, trabajan duro para tenernos controlados, sin ellos nuestras vidas serían un caos.

En segundo lugar, debemos dejar de comer carne y alimentos de primera calidad, son muy caros de producir y hay que transportarlos, con lo cual seguimos contaminando; afortunadamente existen alternativas inclusivas para solucionar esto, podríamos empezar a comer insectos, carne sintética o incluso nuestras propias heces recicladas, descubramos el placer oculto de esos nuevos manjares.

La salud también es un punto preocupante en nuestros días, sugiero que nos inyectemos todo tipo de fármacos experimentales que la OMS y los científicos a sueldo del gobierno tengan a bien recomendarnos, para mejorar nuestro deficiente y paupérrimo sistema inmune natural; ellos saben lo que es mejor para nosotros y lo que menos contamina el medio ambiente.

Por último, debemos abordar también el grave problema demográfico, somos demasiados y ya no cabemos en el planeta; la solución sería aplicarnos la eutanasia voluntaria o forzosa a partir de los 65 años, ya que una vez jubilados dejamos de ser útiles a esta sociedad y solo consumimos y contaminamos… lo mejor es que nos inmolemos por el bien de los demás,

Está en nuestras manos salvar el planeta, sólo tenemos que seguir estas sencillas pautas: dejemos de viajar, dejemos de relacionarnos, comamos mierda, inyectémonos matarratas, deconstruyamos nuestra masculinidad, transhumanicémonos hasta convertirnos en putos engendros, y una vez alcanzado ese estadio… suicidémonos para dejar paso a los siguientes. Éste es, sin duda, el mejor plan social jamás diseñado y por supuesto el más sostenible.

P.D. Estas medidas sólo son aptas para ciudadanos normales, nunca para miembros de las élites, líderes políticos y dirigentes; ellos son quienes velan por nosotros y evidentemente están exentos de ellas.

Mártin Sánchez  

(Reflexiones desde la trinchera)

https://t.me/martinsanchezrockdisidente

Be Sociable, Share!

    Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

    ACEPTAR
    Aviso de cookies
    Web translate