Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

CONTINUACIÓN AL SUMARIO 44.846

Otro caso interesante, y que la página torticera de la Memoria Histórica lo describe como una cruel represión contra la masonería, es el proceso y posterior fusilamiento del masón Manuel Treviño Villa y su hija de 22 años Amelia Trevillo Pérez, omitiendo, claro está, todo el sumario 44. 846, que consta de más de doscientas páginas , que tuve la paciencia de leer integras y que en su día las subí a Facebook; en este sumario se detalla cómo Amelia dispara sobre su novio el falangista Antonio Pérez Asperilla en el Paseo de Rosales de Madrid. Ese sumario daría para el guión de una película de éxito, ya que en este caso está implicada de lleno la masonería (tanto del lado republicano, como del Nacional) tocando de lleno el asesinato del comandante Gabaldón, su hija y chófer, llegando a tocar el procesamiento y posterior ejecución de las famosas “13 Rosas”; los siete sumarios que componen dicho caso son apasionantes (en su dia también lo subí a Facebook) pues Amelia reconoció en el juicio que asesinó a su novio falangista por orden de la masonería a través de su padre, ya que Asperilla estaba investigando por orden del comandante Gabaldón las conexiones masónicas en el bando Nacional, donde militares del SIMP como el entonces capital Gutiérrez Mellado tenían mucho que ver.  http://elcadenazo.com/index.php/la-escoria-roja/

————————————————-

Documentos interesantes, testimonios todos ellos de que el padre de esta chica era miembro destacado de la francmasonería:

[Ver la 1ª parte: http://elcadenazo.com/?p=30050&preview=true]

“Ulteriormente se continuaron las diligencias, encontrándose el que suscribe en el despacho, revisando los papeles, el citado Manuel Treviño, dirigiéndose a mí, dijo: “debe estar usted muy bien respaldado, porque en estas cosas a veces peligra la vida”, limitándose el que suscribe a sonreir, a lo que este señor afirmó: “se ríe usted irónicamente”, no contestándole y siguiendo las diligencias del registro. Se encontraron algunos documentos, entre ellos unos folletos de la francmasonería publicados por Manuel Treviño, que él intentó ocultar en el pijama, siendo sorprendido por el que subscribe, se precintó esta habitación, y se procedió a trasladar a este destacamento al mencionado Manuel Treviño y a la hija de este Amelia y a un hijo del mismo llamado Francisco.
–Al día siguiente se continuó practicando dicho registro, dando como resultado encontrar infinidad de volúmenes, libros, folletos, cartas, impresos, tarjetas, un papelito de cocaína y atributos masónicos, todo lo cual fue trasladado a esta jefatura y se levantó acta legal.
–La declaración prestada en este destacamento por Amelia Treviño Pérez, es completamente distinta de la según ella, hizo en comisaria, pues en esta afirma que fue ella quien mató a su novio Antonio Pérez, aún cuando por el momento dice que lo mató sin querer.

–La impresión momentánea que me producen estos hechos, sin prejuzgar el resultado final de esta investigación, es que estamos a la vista de un delito pasional de gestación política, pues no cabe duda que la finalidad interior era el hacer desaparecer a una persona que actuaba en servicio del nuevo estado y que venía denunciando actividades de personas de contextura moral y política de los autores de este drama, como puede comprobarse en esta jefatura, “excediéndose la víctima en este sentido para conseguir una total rehabilitación en el concepto de la Falange, ya que sus antecedentes políticos anteriores ofrecían una actividad de izquierdas durante el dominio rojo”—-Y esta impresión está robustecida si tenemos en cuenta la psicología de los encartados y la hipocresía que no pueden ocultar al ser interrogados, a pesar de la serenidad aparente que ponen en sus palabras y que fácilmente consiguen a veces presentarse como seres inocentes y de gran religiosidad, pero su gran inteligencia y sagacidad, no han de servir para tergiversar los hechos, porque están perfectamente claros.

Todos los documentos tienen un gran interés… antes de cerrar este informe, se hace constar que en la misma casa y en el piso 1º letra B, vive un tal Carlos Somorrostro, también masón.

QUE SE SIGUAN LAS DILIGENCIAS. 29 de agosto 1939
ACTA: a las 20.00 horas del día de hoy, 28 de agosto 1939, se personaron en el domicilio de Manuel Treviño Villa, calle Ilustración 2, 3º letra B, los agentes des destacamento de la Policía Militar de la calle Jaén, D. Fernando Garcia, D. Manuel Lista y D. Francisco Soriano, este último como secretario habilitado, actuando como testigos el sereno de la finca, Jesús Martínez González y la portera Emilia Lozano, para practicar un registro en el mencionado inmueble que dio como resultado el encontrar lo que se reseña a continuación:
Volúmenes del diccionario masónico. Libros ortodoxos. Cartas dirigidas a hermanos, atributos masónicos (medallas, sellos, hábitos, insignias, un anillo con signos arábigos, un aparato de fonometría, muchas fotos y folletos de actos masónicos, tubos de estupefacientes, una papelina de cocaína, carnet de francmasonería a favor de Manuel Treviño, todo se guarda en maletas y se traslada a la Jefatura Militar de la calle Nuñez de Balboa 66. Firmado por todos los presentes.
—Posteriormente Amelia Treviño, en sus declaraciones que sí cometió el crimen pero fue por orden de su padre, y su padre la recibió de alguien – Manuel Treviño niega que haya recibido ordenes por otro conducto.
SEGUNDA DECLARACION de Amelia:
Amelia Treviño Pérez, natural de Madrid, de 22 años, mecanógrafa, soltera, hija de Manuel y Pilar, calle Ilusracion,2.
PREGUNTADA manifiesta: que pertenece a Falange desde noviembre de 1934, que es cierto que mantenía relaciones amorosas con Antonio Pérez Asperilla, desde hace dos meses, que pasean por Rosales se conocieron, que estaban sentados sobre unas losas desde las 8 hasta las 9 aproximadamente, hablando de varias cosas, y en el curso de la conversación indicó a su novio que tenía la pistola sobre el vientre y que podía dispararse, invitando al mismo que la pusiese en otro lugar. El citado Antonio le manifestó que no estaba montada , entregándole el arma a la misma, para que lo comprobara, entonces se pusieron en pie, sin saber porque al intentar manejarla, sonó un disparo, y su novio cayó al suelo, diciendo él… me has dado… indicándole el vientre, acudió el guarda y varias personas—-Sabe, por habérselo dicho su novio que había recibido dos anónimos del partido comunista y que su novio antes del Movimiento perteneció a las JSU (comunistas)
DECLARACIÓN del 1 de septiembre:
—Que el 18 de agosto, estando en el paseo de Rosales, con su novio Antonio, él tenia la pistola sobre el vientre, ella le indicó que dejase en otro lugar, el la dejó en el suelo y en ese momento ellas se apresuró a cogerla y disparó sobre él, cayendo al suelo, en ese momento apareció un guarda y un individuo que recogió la pistola….Recuerda que su padre la llamó días antes a su despacho y la dijo que había necesidad de eliminar a su novio, y que sino se la eliminaría a ella, pero que la orden no partió de su padre, sino de la masonería, lo hizo por miedo insuperable- afirma que por los antecedentes izquierdistas de su novio, antes de la guerra y durante la misma, y ahora siendo agente de Falange y Policía Militar– que cree que el motivo de hacerle desaparecer a su novio era que la masonería pensaba que les podía perjudicar, y su padre no aceptaba más ordenes que las de la masonería.
1 de septiembre de 1939… firmado
DECLARACIÓN de Manuel Treviño: de 74 años, casado, que pertenece a la Sociedad Teosófica desde 1893 y ala francmasonería portuguesa (el comandante Gabaldón venía de recoger documentación de la PIDE de Portugal sobre la masonería en España) desde 1919, pertenece a la logis Catoniana (Gran Oriente),,, sabe: ingles, francés, griego, árabe, hebreo, chino y sanscrito. y que del asesinato del novio de su hija tuvo noticias por ella.
DILIGENCIAS PRACTICADAS entre Amelia y su padre:
…Amelia mantiene todo lo dicho en su declaración anterior, afirmando rotundamente que su padre la dio la orden, que esta procedía de la masonería y en estado de gran excitación, grita “Son los masones…Son los masones”–El padre muy nerviosos trata de negar los hechos, pero se observa que la hija tiene gran seguridad en lo que dice, mientras que el padre influenciado por las tenebrosas maquinaciones de esta secta, insiste en su negativa, pero muy débilmente.
…..Se da por terminada esta diligencia a 4 de septiembre de 1939
En el Sumario, existen muchas cosas importantes… como una carta dirigida a Amelia de Antonio, disculpándose por no poder verla ese día, pero tiene orden de ir a Cuenca a investigar a ciertas personas..
…El Oficio que ordena Antonio a trasladarse a Huete (Cuenca)
…Un carnet masónico azul.. incluida foto de una reunión masónica.
…Otra declaración de Amelia del 19 de septiembre que se ratifica en que lo mató intencionadamente.
….También existe un estudio psiquiátrico de Amelia a cargo del Teniente Coronel medico, D. Antonio Vallejo Najera, muy interesante, pro que ocupa ocho folios, y que concluye así:
…” dice Amelia que desde la infancia ingresó en una sociedad masónica donde en unión de otros niños se inició en los principios teosóficos, aunque su madre la inculcó la religión católica… que unos ocho días antes su padre la dijo en su despacho que era necesario deshacerse de su novio…. y que no pudo dormir desde entonces, que la influencia de su padre era por severidad y no por cariño. Que tiene la idea de que nadie puede sustraerse a la masonería, poseedora de fuerzas sobrenaturales, sino mataba a su novio, la mataban a ella.
Concluye Vallejo Najera; Según mis conclusiones Amelia es una persona normal, excepto a sus crisis compulsivas con perdida de conocimiento y llanto sanguinolento, es dueña de sus actos.
AUTO de PROCESAMIENTO: RESULTADO.- Aparecen indicios de criminalidad contra Amelia Treviño en concepto de autora material, inducida por su padres Manuel, también aparece la intervención de organizaciones secretas de carácter internacional.
JUEZ Instructor.4 de diciembre de 1939
El Sumario consta de 189 paginas (algunas de difícil lectura por su deterioro.
Resolución… condena a muerte para ambos
D. Casimiro Población Teniente Médico certifico la muerte de
Manuel Treviño Villa a la 7 h 25 m del 17 de diciembre de 1939
Amelia Treviño Pérez a las 8.00 del mismo día.

La VERDAD siempre suele ser desagradable, pues es inesperada, al cabo de los años nos hemos hecho una idea equivocada de algo que sucedió muchos años atrás… no existe antídoto mejor, que buscar esa verdad, aunque duela, mejor que vivir en una mentira aunque sea para nuestra “tranquilidad”.

LORENZO FELIÚ

Be Sociable, Share!

    Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

    ACEPTAR
    Aviso de cookies