DE CORTAR HUEVADAS Y OTRAS COSILLAS

A día de hoy, resulta complicado escuchar algún disco de los tiempos de la llamada Movida (aquel movimiento transgresor, que no subversivo, harto “promovido” aquí por los diferentes gobiernos sociatas en el poder) en los 80′ (una década caracterizada, en líneas generales, en España y en el mundo, por fabricar juventud conformista y/o consumista a cascoporro, con sus tan inefables como inocuas tribus urbanas, más estéticas que políticas) sin sentir una cierta vergüenza ajena.

Eso sí, al menos en aquella época esto de la “corrección política”, estúpida censura (devenida en  autocensura) “memocrática” donde las haya, no existía al punto de actualmente, lo cual no deja de ser discutible hasta un punto (y me refiero ahora a los parámetros cualitativos de la música pop, que es cierto bajó muuuuuuuuchos enteros con respecto a otras décadas), pero que es menester reconocer no impedía que la peña pudiera expresarse como le viniese en gana.

Aquí, por ejemplo, los muchachos de Siniestro Total ponen “música” a un deseo que a todos (reconozcámoslo) nos ha asaltado alguna vez para con quienes se dedican a jodernos la vida un día sí y otro también: que les corten los huevos.

CACHÚS

Be Sociable, Share!

    Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

    ACEPTAR
    Aviso de cookies
    Web translate