Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

CRÓNICAS DE LA SOCIEDAD, MI ENCUENTRO CON FLIP

 

¡SALUD CAMARADAS!. Os voy a contar un suceso que me hace creer que el futuro es nuestro.
Hace unos días, en Vallecas, hubo una protesta, en forma de manifestación obrera y ciudadana, a favor de que nuestros hermanos inmigrantes africanos tengan derecho a una subvención estatal por su falta de medios económicos.

En las primeras posiciones de aquella representación del pueblo me llamó la atención un joven chico que gritaba el que más y se enfrentaba a los cuerpos de seguridad entre los camaradas de la mani para así poder defenderlos mejor en caso de carga. Su convencimiento, y el de sus dos amigos, nos influía moral a las 45 personas que formábamos la mani.
Una vez acabada la protesta me acerqué a él para conocerlo. Aprecié que tenía los ojos rojos, irritados, saltones, que achaqué a la tortura policial con gas lacrimógeno por hacerles frente (más tarde me contó entre carcajadas que era fruto de las lágrimas vertidas fruto de la emoción de ver tanta gente detrás luchando por la igualdad).

Me dijo que él era Flip (pobre chico, ni dinero tenía para ropa. Vestido con lo que encontraba en la basura, o eso creo). Iba acompañado por dos amigos, Lolo y el Guevara. Los pobres vestían con trapos como él. Puta sociedad que no da oportunidades laborales a estos chicos. Incluso el pobre Guevara cubría su cabeza del sol y del frío con una boina harapienta que ni para abono servía. Me invitaron a acompañarles a un banco del parque a tomar cerveza en latas de tercio, pues su falta de liquidez no les permitía ir a un bar. Los pobres no tenían ni para tabaco. Fumaban liado y húmedo, pues antes de liarlo, lo tenían que calentar con el menchero para secarlo. Incluso Lolo hizo varios montoncitos en el apoyabrazos del banco que respiraron fuertemente (posteriormente me dijo Flip que era tabaco picado blanco, de menta, y era más barato. Me lo dijo entre risa).

La conversación fue profunda. Alguno diría que divagaban. Parecían ausentes mientras pensaban con profundidad su contestación. Para que veáis si eran buenos chicos, que se acercaron a un hermano emigrante y le dieron 20 euros y éste, en agradecimiento, les regaló una piedra marrón como recuerdo de su país.

Hoy Flip y sus amigos me han demostrado que hay razones para creer, que la juventud está en la lucha.

Isidoro Pugre Sista

Be Sociable, Share!

    1 thought on “CRÓNICAS DE LA SOCIEDAD, MI ENCUENTRO CON FLIP

    Comments are closed.

    Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

    ACEPTAR
    Aviso de cookies