CUIDADO, USTED PUEDE SER UN FASCISTA

La-ola-1

 

Muchos de ustedes habrán visto la película La Ola (2008). A los que no, les ofrecemos una breve sinopsis:

“Alemania hoy: cómo organizar una férrea tiranía en una semana. La trama gira alrededor de Rainer Wenger, un carismático profesor de instituto que ansiaba dirigir un proyecto educativo en torno a la anarquía; un profesor se le ha adelantado, y debe conformarse con abordar en su clase la autocracia. Relacionándolo con el surgimiento de dictaduras, el fascismo y el nazismo, Wenger articula unas sesiones muy prácticas, en que presenta los elementos que explican su atractivo: espíritu de grupo, ideales comunes, ayuda mutua, uniformes y parafernalia exterior…

Comienza así un experimento que acabará con resultados trágicos. En apenas unos días, lo que comienza con una serie de ideas inocuas como la disciplina y el sentimiento de comunidad se va convirtiendo en un movimiento real: «La Ola». Los jóvenes se entusiasman, mejoran notablemente en autoestima e iniciativa, superan sus diferencias raciales y sociales, se implican en el diseño de lemas y logos, y hasta adoptan un uniforme común, compuesto por pantalón vaquero azul y camisa blanca. Las críticas de varias alumnas al experimento —cuestionado también por otros profesores y por grupos anarquistas— llevan la situación mucho más allá de lo que nadie había imaginado. Al tercer día, los alumnos comienzan a aislarse y amenazarse entre sí. Cuando el conflicto finalmente rompe en violencia, el profesor decide no seguir con el experimento, pero para entonces es demasiado tarde, «La Ola» se ha descontrolado…”

El caso es que en Madrid se estrena en el Centro Dramático Nacional una adaptación teatral de esta película, que alerta contra el gran peligro y el causante de todos los males de este mundo mundial: el fascismo. Sobre todo, el fascismo tal y como resulta de esta particular interpretación del pensamiento único de la modernidad. Por ello, el ABC, siempre alerta ante este grave peligro, titula su artículo diciendo que “Usted puede ser un fascista“.
Pues claro. Usted puede ser un chorizo, un explotador, un drogata, un especulador, un político corrupto, un pederasta, un maltradator de animales, un asesino en la calle gracias a la derogación de la doctrina Parot… no importa. Usted estará bien visto, será comunmente aceptado aun con estos pecadillos de nada y no tendrá problemas en esta sociedad.

Pero ¡ay!, que usted pueda ser un fascista, eso ya sí que no. Hasta ahí podíamos llegar.

http://www.abc.es/cultura/teatros/20150130/abci-centro-dramatico-nacional-201501291732.html

Be Sociable, Share!

    Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

    ACEPTAR
    Aviso de cookies
    Web translate