Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

DATOS, MENTIRAS Y VÍDEOS PROMOCIONALES

 

Es absolutamente imposible que alguno de los lectores de El Cadenazo no esté enterado del affaire con el famoso francotirador dispuesto a acabar con la vida de nuestro Presidente de Gobierno.

Y esta imposibilidad radica no en los artículos que desde esta humilde publicación hemos dedicado al respecto, sino en el inmenso despliegue que cadenas de televisión públicas y privadas, radios, periódicos, páginas web y cualquier medio capaz de enhebrar tres palabras seguidas ha hecho al respecto.

Es una auténtica catarata de noticias e informaciones sobre el mismo punto. Y de todo lo que me podría sorprender, que es mucho, quizá por deformación profesional, lo que me llama más la atención es el tratamiento de los datos personales del presunto (¿o éste no es ya presunto, sino juzgado y condenado en el altar de la santa democracia?… es que ya me pierdo con estas cosas) francotirador. Su nombre repetido mil veces. Su foto. Vídeos suyos. Su dirección. Sus amigos. Los sitios que frecuenta. Queda expuesto así no solo a las iras del Gobierno que se ha visto agredido, sino a cualquier chalado que quiera tomarse la justicia por su lado. Además de, todo hay que decirlo, la certeza de que jamás dejarán de perseguirlo telefonistas y spammers que quieren que cambie de compañía, de seguro, que compre viagra, aumente su pene u obtenga la visa verde.

Así como en ese otro fenómeno mediático, la llamada manada, que nos entretuvo catódicamente hace unos meses, al menos al principio se trató de mantener las formas y no divulgar imágenes de atacantes (la víctima si tuvo toda la protección de la Agencia de Protección de Datos, con pena severísima a integrantes de “forocoches” por divulgación de imágenes), y los datos fueron apareciendo con un tempo marcado, en esta ocasión ha sido el diluvio.
¿Dónde está la Agencia de Protección de Datos? Permitan que obvie la respuesta, para no complicar legalmente el asunto.

No me resisto a cerrar este breve sin lanzar una rápida reflexión sobre cómo se detectó ese supuesto complot. Dejando por supuesto que quien mete un palo en un avispero puede esperar enfadar a alguna avispa, y con el Valle de los Caídos más de un aguijón andará afilándose, esto parece una simple boutade de un grupo de amigos, donde una señora, de Vox, por cierto, lo que indica de alguna manera cual es el ambiente del implicado, denuncia. Esa denuncia, a alguno puede despertar temores por la integridad de la denunciante viéndola quizá en un pantano con zapatos de cemento. Yo al respecto quedaría tranquilo. No creo que se tome contra ella medida alguna por sus amigos de VOX (ni por los del PP, Ciudadanos, Podemos, etc., que han cerrado filas dando por buena la versión oficial sin más), aunque sí temería por la respuesta del propio Estado.

Y es que, desde hace siglos, sabemos que Roma no paga a traidores.

GUTIÉRREZ

Be Sociable, Share!

    Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

    ACEPTAR
    Aviso de cookies