DEMOCRACIA: UNA TÉCNICA COMO CUALQUIER OTRA

Hoy he hallado otro ejemplo de cómo la verdad y la justicia no se pueden votar y que, por consiguiente, el sistema democrático no es más que una técnica entre otras.

En Suiza, en la elogiada Suiza ante la cual algunos quieren que nos acomplejemos los españoles, como de costumbre, resulta que el sufragio femenino no empezó a practicarse, parcialmente, más que en 1959.

Tras años de lucha, se implantó a nivel federal en 1971, aunque en algunos cantones todavía no…

Y aquí viene lo bueno: en 1990 se logró que el último cantón, el de Appenzell Innerrhoden, lo legalizase DESPUÉS de llevarlo ante los tribunales. Ya que, hasta en 3 referéndums locales, TRES, los habitantes, DEMOCRÁTICAMENTE, lo rechazaron por una aplastante mayoría de votos (1959, 1971, 1990) y finalmente tuvieron que llevar el asunto ante la justicia.

¿Podemos decir que la democracia fracasó? ¿Que no es más que una técnica de legitimación tan auténtica como la elección divina?

JORDI GARRIGA

Be Sociable, Share!

    Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

    ACEPTAR
    Aviso de cookies
    Web translate