Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

EL DESCRÉDITO DE LA REALIDAD. JOAQUIM BOCHACA

 

¿Qué es la verdad?, preguntó a un acusado inocente, hace cerca de dos mil años, un alto funcionario del Imperio Romano.

¿Cuál es el nivel de conciencia en que vivimos?

El autor desvela, de la mano de la razón, el mundo de mentiras en que vivimos, creado por palabras falsas y líderes representantes de la mentira. Aporta datos que iluminan la realidad y nos muestran en toda su dimensión la farsa de esta civilización o la dimensión desconocida.

La llamada “Globalización”, la cual no es más que la realización del proyecto final de la “dimensión desconocida” consiste en: un único gobierno mundial de Naciones Unidas (ciudadanos del mundo), un solo mercado mundial del dinero, sobre una sola raza de mestizos igualitarios (con la excepción ‘desconocida’ de los elegidos), bajo un pensamiento ‘único correcto’, sobre una religión unificada mundial, bajo control del Consejo Mundial de Iglesias Democráticas y Ecuménicas globalizadoras).

Recordemos, con el autor, las 4 Verdades ocultas:

1- “La Verdad es incómoda”, la masa no desea conocer su ignorancia ni su engaño.
2- “El mayor éxito del Diablo es haber logrado hacer creer que no existe”. Es decir, la incredulidad ante el Mal, pues conocerlo implicaría combatirlo. No queremos creer que hay conspiración y si la hay no se quieren conocer los pormenores, es más fácil seguir viviendo como hasta ahora.
3- La esencia del sistema financiero actual ha sido lograr que el Estado ceda la creación del dinero del pueblo a través de entidades bancarias privadas bajo intereses usureros, creando así la novedad esclavizante de la Deuda: ingente, impagable y generalizada. Todos estamos endeudados hasta lo indecible, como individuos, como familias, como pueblos, como nación, como Estado.
4- La Globalización no es una cuestión meramente económica ni destinada a explotar exclusivamente a una parte del mundo, sino que la Globalización es un concepto de imposición global para todos los pueblos y naciones; se trata de un modelo único de pensamiento en lo económico, étnico, religioso y estatal, de la creación de una nueva sociedad mundialista de diseño masónico e inspirada por los elegidos.

Lo que llaman progreso nos ha llevado a la que a todas luces es la “edad de la mentira”, y para sostenerla se han creado una enorme cantidad de instituciones que el autor desglosa con maestría, dejando en evidencia el esqueleto del sistema globalizador.

De la misma manera que en la tan vituperada como desconocida Edad Media, los hombres creían en Dios, ahora han substituido la antigua Fe por una nueva Divinidad, llamada Opinión Pública, la línea Maginot del Conformismo general. Para ello han instituido la religión de la democracia, con sus dogmas de fe: La Libertad, la Igualdad y la Fraternidad; sus sacramentos, el principal de los cuales es el Sufragio Universal; sus parroquias, cuales son los estados con prerrogativas sobre sus súbditos (sujetado, dominado). Como cualquier otra religión también la Democracia promete su Paraíso a sus adeptos.Tiene su “Santa Sede” en Nueva York, con prelaturas cuyos nombres son, entre otros, el Banco Mundial, el Fondo Monetario Internacional, la Organización de las Naciones Unidas. Tiene su Tribunal de Delitos Eclesiásticos, llamado Tribunal de Justicia Internacional de la Haya, que atiende especialmente a las denuncias presentadas por su Fiscalía, llamada “B´Nai B´Rith”. Tiene, igualmente, su prelatura económica, cual es el “Federal Reserve Board”; y tiene, desde ya, una policía del pensamiento lista a condenar sin apelación a los herejes.
Esta moderna religión en realidad es la fachada de la esclavización del hombre por poderes ocultos.

En su celebrada obra Un Mundo Feliz, Aldous Huxley preveía que las masas, debidamente manipuladas por el poder, acabarían pidiendo que se las tiranizara. También lo dijo Orwell en su “newspeak”: LA IGNORANCIA ES LA FUERZA. La ignorancia de unas masas cada vez más embrutecidas por el inmisericorde martilleo de unos medios de comunicación, sometidos a una Dimensión Desconocida que ha conseguido el total descrédito de la realidad.

A.MARTÍN

Be Sociable, Share!

    Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

    ACEPTAR
    Aviso de cookies