DIMAS GIMENO ¿FALANGISTA?

Que Dimas Gimeno no es falangista lo ha dicho él, lo ha dicho su empresa e incluso podría deducirse – esto es más difícil – de la forma de administrar algunas de sus responsabilidades empresariales.

Que formó parte del relleno de varias candidaturas de FEI es un hecho objetivo y no discutible.
Que probablemente simpatizaba razonablemente con los postulados azules, si no de la Falange como tal, sí con los de su familia y su hermano en particular y que estuvo dispuesto a prestar su necesario apoyo a una candidatura que de otro modo, posiblemente no se hubiera podido completar, merced a la injusticia de un sistema electoral pensado para perpetuar el bipartidismo imperante con invitados periódicos, es una conjetura, pero es una conjetura razonable y razonada. Es más, estoy seguro que en las candidaturas de Podemos que tendremos pronto la oportunidad de ver, habrá decenas de estos casos de “simpatía de relleno” para permitir que esta y otras formaciones logren presentar candidaturas en los, por ejemplo, 8000 ayuntamientos españoles. Yo mismo, que sí soy falangista, no siempre que he ido en una lista ha sido con intención de convertirme en representante público, sino con la de permitir completar el proceso.

Que el canalla que firma este artículo, Eduardo Verbo, deslice como si su comentario no tuviera trascendencia alguna y formara parte del consenso colectivo, que el hecho mencionado suponga “Una mácula en el aparente impoluto ‘currículum’ profesional y personal de Dimas”. Denota cuanto miserable nos rodea, cuanto cretino está dispuesto a aceptar canalladas, cuanto miedo a la libertad hay en este país y cuanto ignorante circula por España disfrazado de normalidad.

Que el mismo cretino, por rellenar una página por la cual le pagan probablemente, no sólo rescate esta “noticia” que ya fue publicada – y ya nos pronunciamos al respecto – cuando se produjo su nombramiento como Director General, como si fuera nueva, sino que aproveche para especular con las intenciones futuras de la esposa de Gimeno, suponiendo que Gimeno sea nombrado por el Consejo de El Corte Inglés, que ya es suponer, cuando además lo que se desprende de su acción y de su entorno es todo positivo, es una incógnita de cuya intención me encantaría saber el interés final, pero no intuyo nada bueno.

Y que entre los “estupendos comentarios ” que ha generado la noticia entre sus lectores, haya algunos, como el de un tal Castro Varela, que diga textualmente “No si ahora nos van a vender que el angelito se presentó a varias elecciones por la Falange, pero en el fondo es muy demócrata!!” denota el grado de enfermedad de una sociedad que no sólo descalifica a priori por la ideología de los otros (lo cual no sólo no es demócrata, sino que es cuasi ilegal), sino que ni siquiera acepta que algunas de las formaciones que profesan esa ideología, hayan aceptado el “juego democrático” participando en él y sometiéndose al dictado de unas urnas, cuajadas de payasos como el tal Castro.

De lo que se deduce que no importa cuánto te adaptes a la legislación y al modelo “democrático” socialdemocrataliberalcapitalisma imperante, dado que nunca te otorgarán carta de naturaleza, quienes por lo visto tienen la máquina de expedir patentes de demócrata y de “angelitos”. Ergo mejor reventarlo todo en pedazos y explicárselo después. Quizá entonces empiecen a entender algo.

MARTÍN SÁENZ DE YNESTRILLAS

http://www.elmundo.es/loc/2014/09/16/5416fdb3e2704e882b8b458d.html

 

Be Sociable, Share!

    Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

    ACEPTAR
    Aviso de cookies
    Web translate