Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

DON LUIS

Nací el mismo año que ETA asesinaba al que era presidente del Gobierno de España entonces, don Luis Carrero Blanco. Poco puedo decir de él o del régimen que había en nuestra Patria en aquellos días, salvo la buena opinión que gran parte de mi familia, trabajadora y campesina a partes iguales, me ha trasmitido sobre el orden, el progreso y la paz que se respiraba en las calles.

En los libro de historia se lee de todo, dependiendo de la opinión interesada del autor. Los que tanto alborotaban en la universidad con retratos de Lenin, Stalin y Mao, tampoco es que ofrecieran “democracia y libertades”, ni mucho menos. De aquella época y años siguientes, con los ahorros que con mucho trabajo se conseguían, fruto del buen encauzamiento social del franquismo, toda familia española tiene un piso propio pagado en unos años, cosa que hoy en día muy difícilmente van a poseer ningún joven. Y trabajo había, otro cuasi lujo actual.

Don Luis Carrero Blanco nunca fue falangista ni se identificó ideológicamente con eso que llaman los fascismos históricos. Más bien simpatizaba con los Aliados, como dejó constancia escrita en la revista “Mundo” en su día. Fue un hombre conservador y muy devoto, próximo al Opus Dei, y patriota a la manera de Franco, de quien fue su mano derecha muchos años. Sin duda el De Gaulle español.

Anda la progresía, esa que siempre exige respeto y tolerancia y que no acepta la más mínima crítica, alborotada retuietando chistes sobre la trágica muerte del Almirante, y demostrando así la poca catadura moral de los émulos de Marx y sus epígonos genocidas.

¿Carrero Blanco dictador?, si fue el impulsor de la Ley de asociaciones políticas, que permitía una gran apertura ideológica del Régimen del 18 de julio, cosa que sería duramente criticada por Blas Piñar en las Cortes, entre otros consejeros nacionales del Movimiento. Pero don Luis no contaba en esa apertura con los comunistas, conocedor del peligro que suponían en la época, entonces, de la Guerra Fría, y sus desmanes en medio mundo, incluída España durante la Cruzada.

No me gusta hacer ni oir chistes de asesinados por nadie, consciente del dolor y la tragedia que siempre producen hechos así en familias enteras. José Antonio ya nos dejó escrito que no admitiría ofensas a los enterrados que han muerto dignamente por una idea, aunque fuera equivocada. Sé que la incultura atroz y la tergiversación histórica han hecho añicos los cerebros de la izquierda en particular, y de las nuevas generaciones de españoles en general, pero cada uno se acaba retratando como lo que es, y flaco favor hacen a sus ideas quienes hacen mofa y escarnio público del inmenso dolor que han tenido que sufrir por desgracia, miles de familias españolas desde hace algo más de cuarenta años, desde que las izquierdas consiguieron la amnistía, concedida por la UCD, y tan voceada en las calles bajo banderas rojas de sangre de inocentes.

Señores “chistosos” varios: son ustedes unos cobardes, y como se dice coloquialmente, unos mierdas. No haré chistes sobre ustedes porque no tienen ninguna gracia. Háganse “un Willy Toledo”, tómense unas vacaciones, y vuelen desde España allende los mares, señores internacionalistas, y no vuelvan si tanto les molesta nuestra Patria.

No les echaremos de menos. El tiempo pondrá a cada uno en su sitio.R. GARCÍA

 

GARC-04

Be Sociable, Share!

    1 thought on “DON LUIS

    Comments are closed.

    Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

    ACEPTAR
    Aviso de cookies