Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

EL AÑO DE AYER

Recién comenzado el año y ya teníamos violaciones, agresiones y asesinatos de mujeres.
Las televisiones, en un alarde de “rigor profesional” nos colocan la información pertinente, justo antes de las últimas novedades sobre La Manada con las ya tradicionales imágenes del Prenda y compañía haciendo el paseo de la vergüenza, entrada y salida del Juzgado. Seguidamente y en una sorprendente concatenación de noticias e imágenes, el espectador es informado de que VOX puede romper el pacto de las derechas en Andalucía si no se modifica la Política de Género…
La asociación de ideas servida en caliente y a la hora de comer.

Y comoquiera que al final, el cambio de año tan solo se trata de una hoja en el calendario, la realidad es tozuda y hay cosas que no cambian:
La violación de Burriana (Castellón) fue perpetrada contra una adolescente española por dos inmigrantes rumanos.
El asesinato en Laredo (Cantabria) de una chica dominicana fue ejecutado por un ecuatoriano.
Sin paños calientes: la violencia de género es una lacra que hay que erradicar con firmeza y sobre todo con máxima dureza en las leyes.

Pero estos días hemos podido tener acceso a algunos datos que se nos hurtan y de ninguna manera puede ser fruto de la casualidad.
En primer lugar, el número de agresiones contra mujeres sigue creciendo año a año a pesar de campañas y leyes de género específicas, lo que deja patente que algo se está haciendo mal. Rematadamente mal.
En segundo lugar, las cifras de subvenciones -estatales o autonómicas- a Asociaciones de Mujeres cuyos objetivos o cometidos son -como mínimo- difusos, son mareantes. ¿Qué se está haciendo con todo ese dinero?, ¿dónde va a parar?, ¿existen auditorías de gastos a las Asociaciones bonificadas?.
En tercer lugar, seguimos esperando un informe que se nos antoja fundamental acerca del perfil/tipo del maltratador. Es decir: franja de edad, situación social-laboral, nacionalidad y lugar de origen…
En cuarto lugar, si la cifra de 44 mujeres asesinadas por violencia de género en 2018 es ciertamente escalofriante, la de 67 niños asesinados en ese mismo año por sus madres (¡por sus propias madres!) es demencial. Este dato nos ha sorprendido a todos por una razón tan sencilla como difícil de comprender: no teníamos ni puñetera idea. Escuetamente, es un censo que a nadie parece interesar. Hay más datos sobre la población del lince ibérico que acerca de la infancia española.

Y a todo esto, para redondear el año de ayer, islamistas armados paseando por la Sagrada Familia y por Puerta del Sol…
Pero el problema es el Abad falangista del Valle de los Caidos.
¡¡Qué país!! .

LARREA  EN/2019


 

Un ecuatoriano detenido por el asesinato de su novia en España

https://www.elcomercio.com/actualidad/ecuatoriano-detenido-asesinato-novia-espana.html

 

 

 

Be Sociable, Share!

    Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

    ACEPTAR
    Aviso de cookies