EL DERECHO A LA TELEVISIÓN

Estos días estoy yendo al hospital a visitar a un amigo que está ingresado. Como en todos (o casi todos) los hospitales, el servicio de televisión es de pago. En este caso, hay que sacar una tarjeta que, según me cuentan, consume aunque apagues la televisión y que sale a unos 3’50 € el día completo…

Si bien es cierto que habrá enfermos que quizás no tengan mucha gana de ver la televisión, no es menos cierto que los pacientes tienen que estar distraídos y la televisión cumple muy bien esa función. Por otra parte, la cuestión es la libertad de poderla ver y no encenderla si no te apetece, y en el caso de pacientes de larga estancia hay muchos que no se pueden permitir ese lujo.

El asunto es que mi amigo, que ya lleva más de una semana ingresado, no ve la televisión por una cuestión económica… salgo del hospital pensando en ello… y me encuentro con una noticia en el ABC de Sevilla que denuncia casos similares y dice que los presos ven la televisión gratis porque es un derecho que les reconoce la Ley Orgánica General Penitenciaria desarrollada por el Reglamento Penitenciario.

Resulta curioso que la Administración conceda más privilegios a los delincuentes que a los enfermos.

ROSA M. CASTRO

 


 

«Por qué un enfermo tiene que pagar para ver la televisión y los presos no?»

La tienen gratis y hasta pueden llevarse una a su celda

http://sevilla.abc.es/sevilla/sevi-enfermo-tiene-pagar-para-television-y-presos-no-201511210838_noticia.html

 

Be Sociable, Share!

    Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

    ACEPTAR
    Aviso de cookies
    Web translate