EL DESACATO

Los de los pisos de arriba del edificio humano siguen pensando que el nivel del agua que está ahogando a las plantas inferiores no les va a llegar nunca.

Están convencidos de que, mientras aguanten un poco más, alguien hará algo allí abajo antes de que se inunden sus lujosos áticos.

“Tenemos dinero cariño, nada va a pasarnos”, se dicen.

No ayudan porque no quieren verse comprometidos con esa gente rara y negacionista en la cual, sin embargo, depositan sus esperanzas en secreto.

Cuando el agua les toque los tobillos, tratarán de pactar con los que poseen el control para ver si colaborando con ellos conservan su domicilio indemne.

Ya obedecieron todo para conservar sus trabajos, negocios y contactos, ya se inocularon lo que les dijeron, ya pusieron bozales a sus niños, ya ayudaron a odiar, aislar y presionar a los que hicieron preguntas incómodas ¿qué más quieren?

Pero pronto será tarde también para ellos.

Se ahogarán igual que los de abajo, salvo que aquéllos lo hicieron con heroísmo, luchando por los demás y conscientes de irse con la conciencia limpia; no como cobardes…

A esos que están mirando sin mojarse les digo: cuando se aneguen los primeros pisos ya no podréis escapar.

Ayudadnos ahora, entre todos podemos salir de ésta, no nos dejéis solos en la batalla de la luz porque también os incumbe.

No preguntéis ¿qué puedo hacer yo? sino ¿esto que hice ayuda?

Asumid el desacato como opción, o es cuestión de tiempo que el tsunami os afecte también a vosotros.

FERNANDO LÓPEZ-MIRONES

euskalnews.com

https://t.me/elaullido

 

Be Sociable, Share!

    Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

    ACEPTAR
    Aviso de cookies
    Web translate