EL MONASTERIO DE PIEDRA

No se llama de Piedra por el material usado, sino porque por allí pasa el río Piedra. Actualmente, es un establecimiento turístico ubicado en un antiguo monasterio cisterciense que se halla en el municipio zaragozano de Nuévalos en la Comarca de Calatayud, en Aragón (España).

Dedicado a Santa María la Blanca, fue fundado en 1194 por trece monjes cistercienses venidos del Monasterio de Poblet, en Cataluña. Fue aquí donde por primera vez se cocinó el chocolate en Europa en 1534, ya que cuando Hernán Cortés viajó a México fue acompañado por Fray Jerónimo Aguilar, el cual envió al abad el primer cacao junto a la receta para cocinarlo.

En 1808, debido a la Guerra de la Independencia, el monasterio fue desalojado. Fue en este periodo cuando se derrumbó la bóveda central de la iglesia y se profanaron imágenes. En el “Trienio Liberal”, entre 1820 y 1823 los monjes fueron obligados a dejar el convento, continuando con el deterioro del conjunto.

El decreto de Mendizábal de 1835 significó el fin definitivo de la Congregación de Piedra. Desde 1844, ya en manos de particulares, transformaron el edificio y el entorno en una instalación hostelera e hidroterápica, a lo que se añadió la construcción de una piscifactoría, que fue pionera en España.

Paisaje Pintoresco Nacional desde 1945, Monumento Nacional desde 1983, Bien de Interés Cultural desde 2009 y Jardín Histórico desde 2010.

JORDI GARRIGA

 

Be Sociable, Share!

    Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

    ACEPTAR
    Aviso de cookies
    Web translate