EL ROMPEDOR DE CADENAS

No vengo aquí a realizar una crítica al contenido del libreto o fanzine del título del artículo. Solo mencionaré que el mismo tiene un diseño muy cuidado, está realizado con respeto y buen gusto, resulta sumamente interesante su contenido y como colofón incluye una postal y un DVD. Por 7 míseros euros no sé qué más se puede pedir.

Tampoco quiero alabar a la persona detrás del mismo, puesto que la trinchera la eliges tú, y tú decides qué nivel de barro, mierda y moscas quieres comerte… pero que un joven militante se lie la manta a la cabeza, en estos oscuros tiempos al final de la Edad de Hierro, para realizar semejante publicación no merece más que mi respeto y admiración. Yo de él, me hubiera quedado en la barra del bar, total, es lo que todos los que cacarean de militancia únicamente hacen.
Lo que sí que quiero hacer es reivindicar el fanzine, el pasquín, el panfleto o como se quiera llamar; como medio de difusión de los valores indiscutibles de la Verdad.
Yo mismo pensé, cuando la idea me fue comentada, que no era una buena opción, pero no desilusioné al camarada y le dije que le apoyaríamos. No era una buena opción porque, en tiempos actuales, la mitad del “área” ya no comulga con una doctrina NS pura y dura. La segunda es porque en tiempos de postureo y redes sociales, la mayoría de “supuestos” NS, no son más que postureros macarras con pinta de sarasa haciéndose fotos igual que mi vecino el mascachapas (y esto la cuarentena lo ha elevado con los vídeos bailando infra-sonidos y demás gilipolladas). Y la última es porque el sector más “cultureta” devora libros y el fanzine queda en nada.

Me equivocaba, el primer número de este libreto se ha agotado masivamente antes de salir y ha sido adquirido por la gente más dispar ideológicamente que pudiera imaginarse; y no solo eso, sino por camaradas que no cogen un libro ni para sacarse el carnet de conducir (cosa que no critico y no me parece mal… cada uno tiene su trinchera).
¿La luz antes del Apocalipsis?, ¿una pequeña Edad de Oro antes del Fin de los Tiempos? o ¿simplemente echábamos de menos ese formato rápido, breve y de impacto? No tengo la respuesta, pero sí que me alegro del éxito del mismo y espero que continúe esta genial iniciativa.

Este número se hace corto y deja con ganas de más, algo para mí muy positivo, otras publicaciones más extensas que leo como La Emboscadura o Ahora de la Comunión Tradicionalista, se me hacen pesadas o salto artículos que no me interesan; pero este primer número del Rompedor de Cadenas lo he devorado en un café.

SR. CANGREJO

 

Be Sociable, Share!

    2 thoughts on “EL ROMPEDOR DE CADENAS

    Comments are closed.

    Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

    ACEPTAR
    Aviso de cookies
    Web translate