EL TOCATA: ¡AZÚCAR!

Cuando la Guarachera de Cuba, Celia Cruz, la reina de la salsa, murió en Nueva York hace 13 años, la enterraron con un puñado de tierra de Cuba, su país, al que no pudo volver desde su salida en 1960.

Solamente estuvo una vez de visita con la emigración de los balseros, pero en la parte americana, en la base militar de Guantánamo. Había una cerca que divide Cuba de la base naval, y fue hasta allí, se paró, metió la mano por debajo y recogió tierra cubana del lado de allá y con esa se enterró.

La guarachera nunca le perdonó a Fidel Castro que no la dejara entrar a su país para asistir al funeral de su madre Catalina Alonso en 1962, desde entonces decidió no regresar más a Cuba hasta que se acabara el régimen comunista de Fidel Castro. Llegó a confesar incluso que estaba dispuesta a inmolarse haciendo estallar una bomba si con ello hacía desaparecer «al Comandante».

“Por si acaso no regreso,
yo me llevo tu bandera;
lamentando que mis ojos,
liberada no te vieran”.

ROSA M. CASTRO

 

US-LATIN BILLBOARD AWARDS

Be Sociable, Share!

    Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

    ACEPTAR
    Aviso de cookies
    Web translate