EL TOCATA. LA GRAN DAMA DEL JAZZ

Los nazis no siempre tuvieron razón… En temas musicales no salían del martilleante y soporífero Wagner y poco más… Servidor, siempre más negro que pardo y más italianizante y verdiano que wagneriano, nunca hizo ni puto caso de aquello de “música degenerada”…

Así pues, oso traer aquí a una de las voces negras del jazz en mayúsculas… Una gran dama del jazz, Ella Jane Fitzgerald (Newport News, 25 de abril de 1917 – Beverly Hills, 15 de junio de 1996), conocida como Ella Fitzgerald y apodada Lady Ella y The First Lady of Song (La primera dama de la canción), fue una cantante estadounidense de jazz. No obstante esta condición básica de jazzista, el repertorio musical de Ella Fitzgerald es amplísimo e incluye swing, blues, etc…

Sus duetos con ese otro grande del jazz, Armstrong, me han acompañado en muchas ocasiones de mi azarosa existencia. Eran negros, sus vidas unos dramas y, sin embargo, hacían la “música de compañía” que dijo alguien, más tristemente alegre que podamos escuchar… Sus caras al cantar reflejan pasión, alegría y sentimiento como sólo lo puede reflejar aquél que ha sobrevivido a la adversidad, mirado a la muerte de frente y soportado la miseria.

Ella, está considerada como la cantante más importante e influyente de la historia del jazz. Estaba dotada de una voz de precisa vocalización y con gran su capacidad de improvisación, Fue, junto al genial trompetista Louis Armstrong, la principal figura del scat singing (uso de la voz de una manera instrumental mediante la entonación de sílabas improvisadas) . El único reparo que se le ha puesto a su talento interpretativo por parte de los “expertos”, es cierta incapacidad para adaptarse emocionalmente a letras con contenido dramático. Su vida ya contenía bastante drama… Pobre, mujer y negra en los muy democráticos USA… Fue educada por su madre y su padrastro del que padeció abusos sexuales, pasando por un horfanato, a la muerte de su madre, del que escapó, protagonizando una infancia de pobreza en cuyo escenario la droga y la prostitución estuvieron siempre presentes. Buscará refugio en Harlem, donde se ganaba la vida cantando y bailando por las calles acompañada de su primo, encargado de recoger en un sombrero el dinero que en él depositaban los transeúntes, hasta que años después le llegó la fama.

Os dejo con una selección de sus mejores canciones. A mí me alegra escucharla y su summertime es la versión más sensual que he escuchado… Espero a vosotros también os anime la existencia; si el mañana es verdad que nos pertenece, debemos afrontar la adversidad como ellos…

E. CONNOLLY

 

Be Sociable, Share!

    Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

    ACEPTAR
    Aviso de cookies
    Web translate