Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

EL TOCATA: LOQUILLO

“Hay demasiados dirigentes
Van demasiado sonrientes
Ya y no hay vida inteligente
Somos audaces y valientes

En el mundo posmoderno
No han dejado nada eterno
Hacen más que de lo que pueden
Y nunca tanto como deben

Cuando tengas miedo
No busques nada nuevo
Yo soy el último clásico
El último clásico soy yo
El último clásico
Vuelves a lo básico.

Prefiero hablar de victorias
Nunca aceptar la derrota
Yo solo entiendo de personas
Lo normal es radical.

Hay demasiados aspirantes
Todos se ponen por delante
Están demasiado informados
Pero no son tan apasionados.

En un mundo de apariencias
Necesitan referencias.

Soy el último clásico
El último clásico soy yo.
El último clásico
Cuando vuelves a lo básico
Buscas el último clásico.
El último clásico soy yo…”

Un tiro a la cabeza, rock en estado puro y un agradable paseo por todas las referencias culturales del Loco. Para escuchar con un papel al lado e ir anotando aquello que no conocemos para su correspondiente descubrimiento.

La sección de viento le da a la canción una pincelada perfecta. Enorme el estribillo y una letra con una calidad literaria tan magnífica como imprescindible. Temazo.

No es una canción, es una declaración de principios para que el personal se entere de qué va esto de ser un frontman que se enfrenta al personal solo ante el peligro, como Gary Cooper.

Medio tiempo muy al estilo del cantante con una instrumentación muy completa que marca muy bien los matices. El Loco canta como nunca con un estribillo que te pone los pelos de punta.

Fue otro de los cortes de adelanto que tiene un rollo bastante curioso. Perfecta para cantarla a voz en grito en los conciertos.

Recuerda bastante a los cortes más poéticos del cantante. Este cadáver exquisito está formado como un rompecabezas en el que cada verso tiene una enorme importancia. Emocionante

Vuelve el rock elegante y una letra que les canta las cuarenta a los autores de canciones. Es de esas que te entra por las venas poco a poco hasta convertirse en un verdadero alegato por la música. Una canción puede salvar tu alma, y tanto.

Recuerda el ritmo al de «La mala reputación», es otro de esos temazos que te aprendes y que comienzas a aplicártelo a tu día a día. ¿En quién vamos a creer entonces?

De nuevo Barcelona, de nuevo las guitarras afiladas con un potente riff tan ramoniano como excelente. Enorme porque parece sacada de los discos más ácidos del Loco. Otro de los cortes que no faltará en los conciertos.

Excelente el toque del violín al inicio que nos recuerda a los arreglos de los años 60. Además, se cuenta una historia, la voz es de otra galaxia y el tema es un perfecto ejemplo de cómo es posible combinar tendencias distintas para enriquecer el rock.

ALFRED HORN

Be Sociable, Share!

    1 thought on “EL TOCATA: LOQUILLO

    1. Musicalmente, no se le puede discutir nada. El problema que tiene es su ego, de hecho si lees un par de entrevistas suyas ya te das cuenta de que es un personaje contradictorio, muy pagado de sí mismo. No creo en las estrellas del rock que hacen publicidad para bancos, que son amigos de liberales de Libertad Digital o políticos de Ciudadanos.

      Alguien en su entorno debería decirle que él no ha inventado el rock and roll, y que antes que él en España estuvieron muchos otros, Silvio, Bruno Lomas, auténticos rockeros que murieron a la altura de su personaje. Loquillo acabará como Luis Alberto de Cuenca o Girauta, y eso no tiene nada de revolucionario

    Comments are closed.

    Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

    ACEPTAR
    Aviso de cookies
    Web translate