Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

EL TOCATA: MI CANCIÓN DEL VERANO

Que España es un país de gamberros lo sabe hasta el más pintao.
Que todos tenemos una vena horterilla, tampoco se puede negar.
Desde que me alcanza la memoria la “canción del verano” es la última mierda que cagó Penete.
De los Pajaritos de la plasta María Jesús hasta las recientes boñigas “dame más gasolina” llegadas desde ultramar, pasando -of course- por el infalible Georgi Dan y otros paridos similares, las torturas en las verbenas estivales -aquéllas donde te dejabas caer a ver si pillabas cacho- alargaron las reglamentarias resacas mucho más allá de lo que el 43 con piña exigía.

Pero entre tanta oscuridad, una debil lucecilla al final del túnel hace que una sonrisa ilumine mi cara cuando recuerdo el estio del 76;  aquél fue el verano de “La chorba del Jacinto”, un tema injustamente olvidado y que debería figurar por derecho propio en el repertorio popular de toda orquesta verbenera que se precie de tal.
Desmadre 75 -el nombre adoptado por los sujetos que la interpretaban- fue un efímero grupo de tunantes, y nunca mejor dicho pues sus miembros -con perdón- pertenecían a las Tunas de Farmacia y Derecho, que gozó de cierta popularidad con el single “Saca el güisqui cheli” y con “Tengo una pena que me consume” cuyo estribillo “Micaela, Micaela, Micaela” fue años despues plagiado para sacar del ostracismo a Los Del Río.
Pero para mí, siempre serán los creadores de la inmortal chorba del Jacinto.

LARREA    AG/2018

Be Sociable, Share!

    Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

    ACEPTAR
    Aviso de cookies