Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

EMBAJADOR EN EL INFIERNO. (TORCUATO LUCA DE TENA)

 

Torcuato Luca de Tena narra, con pluma maestra, la epopeya del capitán Teodoro Palacios, quien al frente de su unidad en la División Azul durante la Campaña de Rusia en la segunda guerra mundial es capturado en 1943, junto a sus soldados, por las tropas soviéticas, y durante 11 años es recluido en distintos campos de concentración rusos, donde sufre todo tipo de castigos y vejaciones aun peores que la más terrible de las torturas físicas, pues su objetivo es destruir el alma y los ideales. Pero, por más técnicas que los rusos intentaran, jamás pudieron doblegar a este duro soldado, a quien por su coraje y bravura llamaban “el Gigante”. Tal como confirma una carta de un comandante austríaco a su gobierno en 1953 “Este capitán es respetado y querido por todos los prisioneros de cada país, y también temido por los rusos debido a su firme actitud. Nosotros le hemos dado el sobrenombre de ‘el último caballero sin miedo y sin tacha…’.”

Durante todos esos años de prisión Palacios es un ejemplo de ánimo, orgullo y solidaridad para todos los presos recluidos con él.
Si no fuera porque este libro cuenta la historia de un hombre de honor que dejó todo por la idea europea que encarnaron los soldados del Tercer Reich, sería sin duda un libro de referencia de la literatura universal. No sólo se destaca por lo atrapante de su lectura y lo increíble de los sucesos narrados, sino que debería ser usado de ejemplo como un código militar puesto en ejemplos: palabras como «honor», «disciplina», «lealtad» se llenan de contenido en él.

A pesar del silencio en los medios, obtuvo en el año de su aparición los premios Nacional de Literatura y Ejército de Literatura. En el primer año de edición alcanzó la cifra de 27.500 ejemplares vendidos y desde entonces no ha dejado de editarse en todos los idiomas, agotándose edición tras edición.

Nos animaríamos a decir que Teodoro Palacios Cueto fue el mejor embajador que España pudo tener, aun en el infierno soviético, y sus memorias uno de los mejores libros que se pueda encontrar.

A. MARTÍN

Be Sociable, Share!

    Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

    ACEPTAR
    Aviso de cookies