Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

ENDECASÍLABOS PARA UN JEFE CAÍDO

 

Aquí seguimos, Jefe. Tiempos duros.

Es enorme la horda que nos cerca:

Los generales mudos y pacientes
ante separatismos y traiciones,
el clero felador de lo correcto
adulando al poder que les escupe,
burocracia ladrona y putrefacta
escondida en su mafia de partidos,
el banquero que roba sonriente
con su engaño legal de sanguijuela,
el rapaz liberal en su egoísmo,
el cínico marxista sanguinario,
las taradas putillas feministas…

…Esa chusma cobarde y mentecata
farfulla el mismo verbo programado
en sanedrines y en laboratorios
de estúpidas neolenguas pervertidas.

Todos marcan el mismo paso obsceno
globalista, judaico y venenoso
y aplauden invasiones genocidas,
y memorias históricas falaces.

Y pretenden ganar con sus decretos
y con profanaciones resentidas
guerras que provocaron y perdieron.

Pero no importa, Jefe. Aquí seguimos.

Y aunque quiebren con odio los sepulcros
y prohíban el aire y la belleza
y sea delito amar, cantar o el sueño
de Pan y Patria libre de usureros
seguiremos alegres el combate.

Aquí seguimos, Jefe. Tiempos duros.

J.L. ANTONAYA

Be Sociable, Share!

    2 thoughts on “ENDECASÍLABOS PARA UN JEFE CAÍDO

    Comments are closed.

    Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

    ACEPTAR
    Aviso de cookies