¿ES IDIOTA TRUMP?

Tras las amenazas de “Trumpy” al régimen iraní, medio mundo piensa que, además de idiota, el presidente americano está loco.

Hay cosas en Trump que hacen realmente plantearse que es un payaso y acosador sexual, sin embargo, como nosotros siempre nos cuestionamos qué hay detrás de la propaganda sistemita, no podemos dejar de cuestionarnos para qué o quiénes han puesto a alguien tan aparentemente risible en el poder.

Como la izquierda lo anatemiza y además domina el mundo cultural y mediático, es normal que la mayoría piense que ha sido un “accidente” de la democracia plutocrática que un personaje como él mande en la nación más asesina y peligrosa del mundo mientras ellos, los progres, babeaban con Obama. Alguien me objetará que no ha habido un presidente americano que no sea partidario de Ecsrael, pero jamás ha sido la cosa tan descarada. La ultraderecha americana y sus sucursales europeas ya no se cortan ni un pelo.

Habrá que recordar que no es el primer presidente usako que mete al mundo en guerras,  habrá también que recordar que era un empresario capitalista de éxito y multimillonario (como muchos presidentes por cierto), y eso no lo consiguen los idiotas, excepto que no sea los que heredan “Fortunas, Ducados o Coronas” (me refiero a marcas de tabaco por supuesto).

Por ser conpiranoico, señalaría que tras el triunfo casi imposible de Trump, se han desatado en Europa, de rebote o consecuencia, alternativas políticas de “ultraderecha” con el denominador común de su sionismo. Trump ha sido el pistoletazo de salida para que la derecha radical dejase su vergüenza a un lado y diera la cara decantándose por opciones que, hace unos años, hubieran sido barridas por el fracaso (VOX mismo no se comió una rosca electoral hace un tiempo para luego dar la “sorpresa”).

Lo que es una constante en Donald Trump, aquello de lo que  ha dado muestras claras e inequívocas, es en su apoyo sin restricciones a Israel. Trump inició su carrera empresarial en Nueva York, donde existe una nutrida comunidad judía, y cuenta con amigos notables en el seno de esa comunidad. Además, él mismo ha declarado que también cuenta con muchos amigos en Israel.

En 2013 Trump grabó un vídeo específico de apoyo de Benjamín Netanyahu, en el que afirmaba que “un presidente de gobierno fuerte (como Netanyahu) significa un Israel fuerte”.

En 2015 la revista judía americana Algemeiner, extremadamente conservadora en todo lo tocante a Israel y que se identifica con Netanyahu, le otorgó el Premio Libertad por sus denodados esfuerzos para defender al Estado judío y las relaciones entre Israel y Estados Unidos.

Con ese motivo se le preguntó por sus nietos judíos. Trump, que es presbiteriano, respondió que no solo sentía un “gran orgullo” por tener dos nietos judíos sino que recalcó que también era para él un honor contar con una hija, Ivanka, que se convirtió al judaísmo ortodoxo para poder casarse con un hombre de negocios judío americano. “No era algo que se hubiera planeado por anticipado, pero estoy muy contento de que haya ocurrido”, dijo en relación a la conversión de su hija.

Dsede  su reconocimiento de Jerusalén como capital del estado okupa de  Palestina, su “plan de paz para Palestina” a querer inicar una guerra con el bastión antisionista en Oriente, median multitud de medidas de apoyo absoluto de Trump a los judíos, cuyo lobby, recordemos,  es tan importante electoralmente en los estados sionistas de américa.

GERMÁN GORRAIZ LÓPEZ, analista político internacional, escribe: “El actual sistema dominante o establishment estadounidense utilizaría la dictadura invisible del consumismo compulsivo de bienes materiales para anular los ideales del individuo primigenio y transformarlo en un ser acrítico, miedoso y conformista que pasará a engrosar ineludiblemente las filas de una sociedad homogénea, uniforme y fácilmente manipulable mediante las técnicas de manipulación de masas, teniendo como pilar de su sistema político la sucesiva alternancia en el Poder del Partido Demócrata y del Republicano (ambos fagocitados por el lobby judío), con lo que la sorpresiva victoria de Donald Trump ante Hillary Clinton representó para Israel “perder una valiosa amiga para ganar un amigo mejor”, Donald Trump” a quien  el analista identifica con un títere de Israel.

En fin, no me alargo más, lean los artículos adjuntos, reflexionen sobre la supuesta idiocia de Trump y a quién beneficia tal idiotez.

Lo sé, soy un conspiranoico, quizá tenga que hacérmelo mirar, pero son muchos años viendo con simpatía a Irán, ya no voy a cambiar.

EL CENIZO


 

¿Es Donald Trump un títere de Israel?

https://www.diariohispaniola.com/noticia/35898/opinion/es-donald-trump-un-titere-de-israel-.html


El ‘acuerdo del siglo’ de Trump para Palestina, cortado a la medida de Netanyahu

https://www.publico.es/internacional/israel-revelan-puntos-clave-acuerdo-siglo-trump-cortados-medida-netanyahu.html

Be Sociable, Share!

    Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

    ACEPTAR
    Aviso de cookies
    Web translate