ES POR LA SANGRE

Hay una anécdota poco conocida de José Antonio, no suele ser de aquellas que se declamaban en los fuegos de campamento juveniles, no trata de amor y de firmamentos estrellados, ni siquiera de bucólicos albores imperiales y queda lejos, muy lejos, del traje reconciliador que últimamente se le ha confeccionado al “Ausente”, más a medida de algunos de sus seguidores, que de él mismo.
La cuestión es que, en una conversación privada con su amigo José Finat -conde de Mayalde-, José Antonio confesó estar asqueado de la política, “es una tarea infame”. Pepe Mayalde le aconsejó con naturalidad que abondanara esa actividad. Primo de Rivera respondió con firmeza, “no puedo, me sujetan los muertos”.

Hay un José Antonio anterior y posterior a la enorme sangría en que se convirtió la militancia en la Falange.
Hay un José Antonio posterior a “Funeraria Española” y a “Simón el enterrador” .
Ese es el hombre en el que yo creo.

Nuestras mermadas filas actuales se nutren de tres tipos de escuadristas. Todos y cada uno de ellos, admirables.

Están los leales. Hace años que dejaron de pensar en la victoria, pero han vestido su existencia de fidelidad y nunca abandonarán ese compromiso. Hombres y mujeres de honor, siempre están donde se les espera. Son los buenos.

Están los que creen. Nunca pierden la fe, recomponen el gesto ante cada adversidad, intentan renovar el mensaje, actualizarlo y desarrollan estrategias -con mejor o peor fortuna- por llegar a ser escuchados algún día. Son los mejores.
Hay cosas que no se pueden decir y otras que no se deben decir. En El Cadenazo somos especialistas en decir todo aquello que no se puede e incluso buena parte de aquello otro que no se debería …

Y están (¡estamos!), aquellos a los que el actual pueblo español -mezquino, egoísta y cobarde- nos importa bien poco y ya solo seguimos aquí por un motivo: la venganza.
Son aquellos que se mueven a impulsos de la sangre, aquellos que no aman a sus enemigos, son los que descenderían al mismísimo infierno si es allí donde se ha de resolver el duelo; somos aquellos que seguimos aquí por Piazzale Loreto, por Paracuellos, por Nuremberg, por Matías, por Krasny Bor, por Juan Ignacio, por Caudebec-en-Caux, por Hiroshima, por Acca Larentia…
Son los que ya solo aspiran a vivir con dignidad y morir con honor.
Estos son, los imprescindibles.

Viene lloviendo y parece como si todos los demonios -o los dioses, que tanto da- se hubieran aliado contra la “Juan Ignacio”. Recientemente hemos sido multados con la máxima sanción administrativa que marca la ley, 30.000 euritos de nada.
Si creen que con esto nos van a parar es que son más estúpidos de lo que pensábamos.
No estamos aquí por prebendas, estamos aquí por la sangre.
Nos sujetan los muertos.

LARREA    JUL/2016

“La bandera en alto y en formación cerrada, las escuadras marchan
con paso decidido y silencioso. Los camaradas caídos frente a rojos y reaccionarios, en espíritu marchan en nuestra formación”

 

lar10

Be Sociable, Share!

    6 thoughts on “ES POR LA SANGRE

    Comments are closed.

    Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

    ACEPTAR
    Aviso de cookies
    Web translate