ESPATARRAMIENTO O LA ESTUPIDEZ NO TIENE LÍMITES

La CUP lucha por la igualdad de género criticando el «despatarre» de los hombres en el transporte público

http://www.larazon.es/local/cataluna/la-cup-lucha-por-la-igualdad-de-genero-criticando-el-despatarre-de-los-hombres-en-el-transporte-publico-IA15040549


Confieso que hasta hace unos días en que un par de idiotas de la CUP dedicaron prolongado tiempo a hablar de ello, yo no tenía ni pajolera idea de que era eso del “manspreading”.

Como viene siendo habitual en las “políticas de género”, la nueva gilipollez con la que pretende hacer banderín de enganche la coalición catalana es una burda copia importada de los EEUU donde este tipo de bobadas suelen ser impulsadas como cortina de humo para desviar la atención de otras miserías, de calado notablemente más importante.
Aquí, sin embargo, solo sirven para que advenedizos al poder, huérfanos de ideas y sobre todo de soluciones a los problemas reales, aparezcan en los medios de comunicación como iluminados por los últimos destellos de la Escuela de Frankfurt.

Los índices brutales de pobreza, el abandono de la tragedia de los desahucios, la fractura de la sociedad catalana por el atolladero inducido de la secesión o la quiebra económica de Cataluña consecuencia de la corrupción generalizada de las oligarquías mandantes -o mangantes, si prefieren- no entran en la agenda política de la CUP; en la que sin embargo sí ocupan lugar destacado un sacerdote legionario o cómo se sientan algunos caballeros en el metro.
Es de suponer que en España -como ya pasó en los USA- el debate dure la llama de una vela, pero mientras tanto, algún idiota ha tenido algo de qué hablar.

También resulta destacable en que gracias a esta noticia, hemos descubierto que existe una fundación llamada Fundéu BBVA participada por la Agencia EFE y el BBVA-Argentaria, cuyo difuso cometido sería el de: “velar por el buen uso del idioma español en los medios de comunicación, en especial los informativos, y cuenta con el asesoramiento de la Real Academia Española, cuyo director, Darío Villanueva, es a su vez el presidente de la Fundéu BBVA” .

Ignoramos los fondos disponibles por esta magna fundación y su exacto cometido, pero en el caso concreto del manspreading, la traducción propuesta de “despatarre”, nos parece un pelín forzada.
Sea como fuere, remataremos nuestro comentario con una anécdota que contribuyó decisivamente a zanjar la ñoña polémica suscitada en Yanquilandia.

Tom Hanks, actor sólido donde los haya y de gran credibilidad a nivel personal, fue fotografiado en inequívoca postura manspreading en el metro. Entrevistado por este asunto en The Late Show with James Corden, el soldado Ryan respondió:
“Esto me está fastidiando muchísimo, fui acusado de manspreading porque parece que estoy ocupando dos asientos. Y oid, idiotas de internet, el tren estaba medio vacío, había muchísimo espacio”.

Ya puestos y haciendo gala de cierto orgullo chauvinista, siempre podremos alardear de que 25 años antes de que feministas anglófonas inventaran esta chorrada, y que una Fundación periodística financiada con dinero de la banca la denominara oficialmente como “despatarre”, los españoles ya intuíamos el futuro del lenguaje corriente, glosado para la posteridad por la incomodidad del asiento de Marta Chávarri.

LARREA    AB/2017

lar16-v

Be Sociable, Share!

    Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

    ACEPTAR
    Aviso de cookies
    Web translate