Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

ESPERANZA

Cuando más fuerte es la tentación de aislarse en la pacífica tarea personal, dando al olvido lo que encendió de ilusión la juventud primera, más tercamente debe afincarse en nuestro corazón la esperanza.

Contra todas las posibles razones, en muchos casos bien justificadas; contra el fracaso personal y la desilusión que se amaga; contra la incomprensión, el recelo, la deserción y la desgana; contra todo lo que invita a la languidez y a la nostalgia, para nosotros no puede existir ningún ensueño bañado en sol, ningún ocaso en el alma. Más allá de nuestro trabajo, de nuestra ventura personal, de todo lo que es alegría y pena íntimas, esperan, y esperan, y esperan, los hombres de España.

Publicado como artículo editorial en EL BRUCH, Barcelona, año IV – II época-diciembre de 1956, nº 53

F.A.

Be Sociable, Share!

    Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

    ACEPTAR
    Aviso de cookies
    Web translate