Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

¿QUÉ ESTÁ PASANDO EN ESPAÑA?

 

Confieso que no tengo respuesta a esta pregunta que muchos españoles nos estamos haciendo durante las últimas semanas. Nos invade un sentimiento de desazón por lo que vemos en televisión, leemos en la prensa escrita y virtual y, sobre todo, presentimos. Pero intentaré dar alguna pista.

Y es que no es normal que un Presidente de Gobierno no votado por el pueblo gobierne a base de Decreto a la corta y a la larga. Tenga por obsesión sacar a un español muerto hace ya varias décadas de su tumba y lo quiera trasladar no sabe dónde, aunque parece que lo que realmente quiera es que se esfumaran sus restos y con ellos su memoria del subconsciente colectivo patrio.

No es normal que el Presidente del Gobierno, lejos de atajar el irredento y sedicioso separatismo catalán, cuyos puntos de partida en las leyes de convocatoria de referéndum y de transitoriedad fueron declarados ilegales y nulos por el Tribunal Constitucional, y en vez de potenciar la esencia y presencia española en esa querida tierra, deje todos los resortes del poder en manos de los sediciosos y aún más, se apoye en ellos para perpetuarse en el cargo.

No es normal que el Presidente del Gobierno, a la vuelta del aquelarre mundialista con motivo de la tenida o encuentro en la fecha conmemorativa de la finalización de la Primera Guerra Mundial, regrese a España y diga que va a prohibir los vehículos de gasolina y diésel de aquí a veinte años, que amenace con multas a las gasolineras si de aquí a dos años no se reconvierten en “electrolineras”, que obligue a la industria del automóvil (segunda en importancia después del turismo) a fabricar coches eléctricos, y todo ello sin que en alguna comunidad, como la valenciana, exista ni un solo punto de recarga eléctrica público. Aparte del precio actual de los vehículos eléctricos que casi duplican el valor de un vehículo de gasolina o diésel. ¿Qué aire le ha dado?. Ni Franco, que gobernó durante 39 años, decretaba a tan largo plazo. ¿Se cree este señor que va a durar tanto como Presidente del Gobierno?. ¿No sabe que la industria del automóvil española está, en cuanto a fabricación, venta y distribución, íntimamente relacionada con la de los restantes países europeos en cuanto a características técnicas y equipamientos de los vehículos?. ¿No sabe que el 90% de la producción automovilística española está destinada a la venta en otros países y que solo el 10% restante se queda en España?. Tendrá que ser una normativa europea la que legisle sobre el destino futuro de esta industria tan importante para Europa. Y no tendrá que ser un iluminado con no se sabe qué pócima quien lance una “boutade” para crear alarma entre los fabricantes del sector y entre la propia población que no sabe a qué atenerse. ¿O es que se trata de una cortina de humo para esconder o camuflar algún otro tipo de asunto?.

No es normal que el Presidente del Gobierno utilice cada vez menos el Parlamento para la elaboración, discusión y aprobación de las leyes por los representantes de los distintos partidos y se decante cada vez más por gobernar a base de Decreto o “Dictat”. No es normal acusar a Franco de haberlo hecho así (cosa totalmente incierta) y realizarlo un Presidente no elegido por el pueblo ni para presidente de escalera.
No es normal que, en una decisión judicial sin precedentes, ante una Sentencia de la Sala de lo Contencioso-Administrativo del Tribunal Supremo, su Presidente le enmiende la plana convocando una rectificación de Sentencia por parte del pleno del alto Tribunal y decida variar la doctrina atribuyendo el pago de los impuestos de las hipotecas finalmente a los que piden el préstamo en vez de a los prestamistas como sentenció la Sala de lo Contencioso del T.S.

No es normal que los enemigos de la Unidad de España, Torra y Urkullu (cada uno en su línea) se reúnan y apelen a la unidad entre Vasconia (ellos la llaman de otra forma) y Cataluña para alcanzar sus intereses secesionistas. ¿No es una contradicción que los separatistas apelen a la unidad entre tierras y hombres de España, aunque sea para intereses espurios?.

Y mientras tanto están en jaque la libertad de pensamiento, la libertad de opinión y la libertad de manifestación. Y esto lo vemos en los continuos ataques por parte de bandas ultraizquierdistas de todo pelaje a quienes piensan, opinan y se manifiestan por otras ideas en cualquier parte del territorio nacional. Con utilización de la violencia contra sus opositores. Y con la aquiescencia, consentimiento y nula o escasa reacción por parte de quien detenta el poder estatal y/o autonómico según los casos. Mal precedente para el futuro. Está en jaque el propio Estado de Derecho.

Y al tiempo, el Gobierno no atiende a lo primordial, a gobernar para el pueblo al que dice querer y defender frente a los poderes económicos liberales. Ya sabemos de lo que ha sido capaz la derecha durante el tiempo que ha estado gobernando, poca chicha y mucho robo a las arcas públicas. No venga ahora la izquierda a emularla no ya solo en cuanto al latrocinio de las arcas públicas, de lo que ha dado ya algún precedente, sino también en cuanto al despilfarro del dinero de todos que, parafraseando a una de sus dirigentes, “es dinero público, no es de nadie”.

El pueblo solo aspira a vivir en paz, a sostener a su familia con un trabajo digno, a tener seguridad jurídica y económica que le permita ver un horizonte tranquilo de su futuro a corto y medio plazo. Claro que también aspira a tener y defender sus ideas. Pero de toda clase, no solo de la facción en el poder. La libertad es necesaria para el hombre, claro que sí. Pero no nos vengan con decirnos una cosa y hacer otra. El pueblo no traga con hipocresías.

E hipocresía es decir que el sistema de pensiones está en quiebra y que no sabemos si a diez o quince años vista podremos percibir nuestras pensiones, dignamente ganadas durante años de cotización, y en cambio dotar de inacabables medios económicos para las ONGs que se dedican al tráfico de seres humanos hacia España y Europa en general y para quienes arriban traídos de este modo de manera ilegal y por la vía de las bravas, teniendo derecho a todo, sanidad y medicamentos gratis, educación y comida gratis para sus hijos y hasta una pensión no contributiva creada ex profeso para ellos, cosa que a los nacionales en muchos casos se les niega si no han cotizado bastante.

Ya sabemos que nuestros dirigentes tienen “otras obediencias que atender”, que no al bienestar de su pueblo. Ya sabemos que nos quieren “cocer lentamente”. Pero que sepan que, aunque callemos de momento, estamos al cabo de la calle de todos sus planes maquiavelicos. Y que un buen día el pueblo español despertará. Y que acabará con esta situación que le preocupa, le afecta y le angustia. Forzoso es, por Justicia y por dignidad.

LLÁCER
15 de noviembre de 2018
Día de San Alberto Magno

Be Sociable, Share!

    1 thought on “¿QUÉ ESTÁ PASANDO EN ESPAÑA?

    1. Pedro Sánchez está haciendo lo mismo que ZP, cuando le dijo a Iñaki Gabilondo aquello de “Tensión, es lo que nos conviene”. El PSOE está tratando de generar un ambiente de tensión política continua, guerracivilismo y enfrentamiento.

      No se trata solo de la exhumación de Franco, en las últimas semanas en prensa, radio y TV se está volviendo a hablar del atentado de California 47, del atentado de la Calle Correos, del GRAPO y de los GAL, de francotiradores e intentos de magnicidio, de la FNFF y su supuesta oficina de Barcelona… y justo en las vísperas del 20-N

      Mucha precaución, mucha prudencia… creo que están tratando de buscar un nuevo Josué y un nuevo Palomino. Necesitan un mártir, y están preparando el escenario para que ocurra algo

    Comments are closed.

    Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

    ACEPTAR
    Aviso de cookies