¿EXTREMA DERECHA O NEOFASCISMO?

Leo un artículo de Ernest Milà ( http://info-krisis.blogspot.com.es/…/neo-fascismo-en-europa…), al que admiro desde mi militancia adolescente y cuyo famoso libro “Ofensiva neofascista” fue mi pequeño devocionario, y casi se me atragantan las magdalenas del desayuno…

En el artículo, razonado como siempre, pero cada vez más distante en lo espiritual, se concluye:

“Así pues ¿cómo definir esa área política? “Derecha radical” es, sin duda, el nombre que mejor cuadra a los que hoy defienden posiciones euro-escépticas e identitarias. Derecha en tanto que bucean en el ideal conservador a través de la historia. Derecha porque basan su acción en el patriotismo y la identidad nacional. Derecha porque su deseo de “justicia social” no procede de reivindicaciones de clase sino de la certidumbre de que todos los miembros de una misma nación pertenecen a una comunidad que tiene derechos sociales adquiridos por el mismo hecho de nacer en el país construido por sus antepasados. ¿Y radical? Radical, porque en su análisis, estos movimientos aspiran a atacar las “raíces” de los problemas: globalización económica y mundialismo ideológico.

Ni neo-fascismo propio de nostálgicos, ni ultraderechismo patrimonio de descerebrados, ni liberalismo progresista de los poderosos. Lo que está apareciendo en Europa es una nueva forma de “derecha radical”. Cuando antes lo aceptemos, antes entenderemos la naturaleza del fenómeno.”

Esta mañana me leo otro artículo de un experto en “extrema derecha” e historiador, Xavier Casals, al que siempre, he de reconocerlo, ha sido bastante objetivo cuando ha escrito sobre el “ambiente”, tratando sobre el mismo tema que Milà, advirtiendo del peligroso ascenso de la “extrema derecha” y de que se está presentando la misma con unos temas que, a veces, se confunden con los de la extrema izquierda, excepto por el tema emigratorio.

Los lectores ya saben mi opinión sobre la “extrema derecha”, como bien definió alguien: son como los “Transformer”, al principio antisistema, cuando “tocan moqueta” se convierten en mediopensionistas y si alcanzan poder, ya son, directamente, parte del mismo…”

Quizá lo que indican ambos autores, es que el “fascismo,” entendido éste como respuesta revolucionaria equidistante de izquierdas y derechas y enemigo tanto del capitalismo y el liberalismo como del comunismo y el consumismo, que se parecen pero no son iguales los términos, es una utopía irrealizable, una tercera vía imposible y de la que hay que desprenderse cuanto antes, como de un compañero de viaje molesto, o una maleta pesada y desvencijada, con más etiquetas de hoteles y prisiones que un viajero decimonónico…

Servidor, no piensa así… Todos los que lucharon, pelearon, y murieron antes que nosotros por nuestras ideas, me niego a pensar que lo hicieran por un imposible, por un paradigma erróneo.

Me niego a pensar que los nuevos “neofascistas” deban ser, o ya son, o están , para defender la democracia de partidos y las “libertades liberales”…

Por si faltaba algo a la ecuación, con el tema UE-OTAN tampoco son claros del todo: rechazo, autonomía, pero queremos ser parte del bloque occidental, y en algunos casos apoyo abierto a la NATO o a la Unión Europea y al Euro o a Israel, además de islamófobos, claro, que así favorecemos al sionismo y ganamos votos ¿no?… Eso sí, además queremos que se respete cierta “soberanía nacional”… ¡La cuadratura del círculo!

Todo eso adornado con el reparto de globos de colores, bolígrafos con la bandera nacional y camisetas de “Defiende Europa” (en realidad tenían que decir “Defiende Occidente: blanco, capitalista y libre” o directamente: “WASP”), con polos Fred Perry (gran revolucionario donde los haya… del tenis…) y zapatillas Adidas (hechas en países del tercer mundo que explota el capital)… Todo ello hace que esto se parezca a los movimientos NR de los años treinta, como un excremento de perro a una tarta de chocolate…

Para esta conclusión, para este viaje, para esta odisea, mejor haber dicho: ¡¡chavales a casa!! Vended los ordenadores, recoged los muebles, borrar los datos, y quemad los libros… algunos nos hubiéramos ahorrado 40 años de problemas…

El comunismo más rancio, ha conseguido una marca blanca: “Podemos” y la ha comprado mucha gente en la “primera vuelta”, porque como bien señalaba E. Milà, su primer programa y propuestas, las hubiéramos firmado muchos de “nosotros”.

Les preocupa el fascismo. Saben que tenemos razón, que es una idea innovadora, rompedora del “ideal” comunista-burgués, superadora de la lucha de clases, revolucionaria y profundamente social. Les produce sarpullido solo oír su nombre. Y querrán acabar con él no solo físicamente, sino doblegando la idea. Para ello no dudarán en alterar conceptos y confundir mentes. Y crearán una “nueva idea” de “fascismo” a la que también “combatirán”. Aunque ya se trate de tontos útiles del mismo sistema, y no, “no nos doblegarán”. Hay que mantener la idea, en lo externo y en lo interno, el pensamiento. Y si nos vencen físicamente, que nunca nos venzan en nuestro pensamiento, nuestras ideas. “Eso, y el ejemplo para futuras generaciones será nuestro triunfo”. Que la llama siga viva.

Hay que encontrar el camino para “vender” nuestro mensaje revolucionario, sin “respeto” alguno al sistema, sin adulteraciones, sin el monotema “emigratorio” y sin hooligans… Hemos de salir de la marginalidad, sí, no nos cabe duda… pero no a cualquier precio.

En caso contrario búsquenme en el frenopático más cercano, pabellón “ilusos sin remedio” sección “contumaces”. Les estaré esperando…

E. CONNOLLY


 

Ultraderecha ¿Por qué ha llegado para quedarse?

¡Heil Europa!

http://www.elperiodico.com/es/noticias/mas-periodico/heil-europa-5163237#

 

CON1

Be Sociable, Share!

    1 thought on “¿EXTREMA DERECHA O NEOFASCISMO?

    1. Interesante artículo, me encanta las deducciones que hace, sin duda alguna es muy complicado ir contracorriente ya que prácticamente ellos ya lo tenían previsto para sus planes

    Comments are closed.

    Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

    ACEPTAR
    Aviso de cookies
    Web translate