Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

FRENTE A LA IGLESIA TRAIDORA, ESCOBA

-Leon Degrelle contra el partido católico y contra la jerarquía eclesiástica-
En estos días en que la Iglesia, confundiendo a muchos fieles, compadrea con sus perseguidores, traiciona la memoria de sus mártires, y exhibe impúdicamente la más repugnante ingratitud para con Franco, interesa recordar que han sido muchas las veces en que los mejores y más fieles de sus hijos se han revuelto contra la jerarquía a dentelladas.
Traemos a colación el ejemplo de Leon Degrelle, rescatando de la hemeroteca un reportaje que sobre su figura política, desconocida en aquel entonces para el público español, apareció en el número del sábado 4 de abril de 1936 del diario Ahora, cuyo subdirector era Manuel Chaves Nogales. Posiblemente sea la primera noticia sobre Degrelle publicada por la prensa española.
El artículo, en páginas centrales, va firmado por Luciano Pradosy se titula Las juventudes belgas ante las próximas elecciones. Efectúa el autor un repaso a las formaciones juveniles presentes en la campaña electoral, prestando especial atención a las Juventudes Socialistas y a las Juventudes Católicas. Y a continuación, como hecho especialmente notorio, se centra en la irrupción de un nuevo grupo, el Rex, liderado por Degrelle. Dice así:
«Y frente a todas estas juventudes, que se enfrentan también entre sí, actúan los violentos de León Degrelle y las milicias flamencas de Van Severens, los dos grupos de carácter marcadamente fascista.
I.eón Degrelle es un joven político profundamente católico, que ha roto con la disciplina del partido católico al que combate con un encarnizamiento y una ferocidad que ha obligado a intervenir sin resultado a las autoridades eclesiásticas. Este movimiento responde al nombre de Rex y a sus afiliados se llaman “rexistas”.»
El movimiento Rex se distingue ya, desde sus comienzos, del resto de organizaciones políticas, por su estilo combativo, radical y militante. Así lo cuenta el periodista:
«… como lo mismo los jóvenes socialistas que los jóvenes católicos de la Jok, de la Jak, de la Jek y de la Jik, obedecen a las personas mayores de sus partidos, la actividad que despliegan y la propaganda que realizan tienen un tono de moderación muy razonable. No así los “rexistas”. Su jefe Degrelle se presenta candidato por Bruselas y procura llamar la atención con actos espectaculares y pintorescos. El movimiento “rexista” hace todo el ruido que puede, y su jefe sabe organizar el reclamo. Degrelle cuenta ya con un anecdotario bastante rico. Degrelle sostiene que su popularidad es mundial y afirma, naturalmente, que un día u otro Bélgica recurrirá a él como a un salvador.»
La escoba, esa maravilla de la técnica
Sigue contándonos el cronista de Ahora:
«El 20 de noviembre de 1935, el cardenal Van Roey, arzobispo de Malinas, y los obispos de Namur, Turnai, Lieja, Gante y Brujas se dirigieron a los directores de los establecimientos do enseñanza religiosos para recomendarles que mantuvieran a sus alumnos alejados de la agitación “rexista” y prohibieron a los sacerdotes asistir a los mítines “rexistas” y que se vendiera a las puertas de los templos el periódico de “Rex”.
Degrelle se inquietó, pero no interrumpió su campaña contra los políticos del partido católico, a los que acusaba de cosas bastante feas.
“Que el partido católico, escribió, dé los golpes de escoba indispensables y encontrará en nosotros -los políticos íntegros lo saben- un concurso entusiasta, disciplinado y desinteresado.”
La alusión al golpe de escoba encontró eco entre los “rexistas” con motivo de la asamblea anual de la “Unión Católica Belga”. Una docena de jóvenes, formados en fila india y con una escoba al hombro a manera de fusil, en cuyo mango se leía la palabra “Rex’ , comenzaron a pasear por una acera de la calle Marais, frente al local “Patria”, en el que se celebraba la asamblea. Intervinieron los guardias y los “rexistas” continuaron sus paseos por la acera opuesta. Cada vez que un personaje conocido entraba en el edificio de “Patria”, los singulares manifestantes se ponían con sus escobas en la posición de firmes y al grito de “¡Limpieza!”, hacían con sus atributos simbólicos el ademán de barrer.
Los pintorescos barrenderos acabaron, por supuesto, en la Comisaría.»
La escoba, nuestra muy veterana y querida escoba. ¿Y si la volvemos a poner de moda?
F.A.

Be Sociable, Share!

    2 thoughts on “FRENTE A LA IGLESIA TRAIDORA, ESCOBA

    1. Muchos patriotas defienden a la iglesia progre y a las FYCSE, pensando que son de los nuestros, qué equivocados están

    2. Yo hace tiempo que dejé de poner la cruz en la declaración de la renta. La iglesia se ha vendido a lo políticamente correcto…..allá ellos…si en el 36 no hubiera habido gente dando su vida por salvarla….igual nos habríamos ahorrado la existencia de tanto traidor con sotana.

    Comments are closed.

    Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

    ACEPTAR
    Aviso de cookies
    Web translate