GASTRONOMÍA INCONFORMISTA

Hay en nosotros un impulso siniestro, que sale a flote en los momentos tempestuosos, de ira o de colera, de desesperación o de tristeza, que nos arrastra a destruir con saña lo que está fuera o lo que está dentro de nuestro espiritu.

Este impulso, leñador gigante, tiene el brazo de titán y la mano armada de un hacha poderosa. El arbol de la esperanza crece siempre mientras la vida se desarrolla; el terrible leñador tiene obra siempre; su hacha es implacable, y caen bajo los golpes de su filo las ramas viejas y los retoños nuevos

Pio Baroja “La Raza” (1911)

Puede parecer extraño que en una revista como “El cadenazo” dediquemos un espacio a la gastronomía. Con la revolución todavía pendiente, y lo que le queda, la crisis que nos jode cada vez más, el pp (que tampoco para de jodernos) y el Pablito Iglesias y compañía que nos joderan más pronto que tarde puede ser algo frívolo escribir sobre sartenes y perolas.

Por otro lado, desde tiempos inmemoriales, en cualquier ejército, ya sean los formidables hoplitas espartanos o los anárquicos boinas verdes españoles … si en el combate el valor y el arrojo se les supone, en los momentos de descanso el que no sabe cocinar … limpia letrinas, eso es ley de vida.

Dicen los que saben de esto, ya estén titulados o no hayan pasado de segundo de ESO por inútiles, que hay que tomar 3 piezas de fruta al día para sentirse saludable, realizado y comodón consigo mismo. También dicen los mismos ilustrados que es imprescindible ver por lo menos una vez a la semana una peli del Almodóvar y tener entre las manos, para hacerse la foto y poco más, un libro del García Márquez o del Gala… lástima que Almodóvar todavía no haya escrito ninguno, así mataríamos dos pájaros de un tiro.

Dada nuestra particular concepción de la vida, nos abstendremos de hacer ni puto caso a tales recomendaciones, pero eso sí, nos quedamos con lo de la fruta, a ver si va a ser verdad, a ver si nos alarga la vida un poco más y tenemos mas tiempo para amargársela a tanto cantamañanas que pulula por suelo patrio.

Escucharemos pues los consejos de los sabios y trataremos de sacar buen partido de esa fruta tan española como pecaminosa que es la manzana.

Para quedar bien con todo el mundo y ganar puntos en ese ranking de pureza nacional revolucionaria que se marcan algunos empezaremos con una ensalada que será del agrado de los vegetarianos, esos bichos raros que pululan por el ambiente aunque reconozcámoslo, son pocos y mal avenidos.

Be Sociable, Share!

    Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

    ACEPTAR
    Aviso de cookies
    Web translate