Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

GERMANÓFILO

Hace pocos días EL CADENAZO publicaba un artículo (con mi firma) en el que se reflexionaba -con datos históricos- acerca de la larguísima tradición de desencuentros entre el pueblo hebreo y la nación española (http://elcadenazo.com/index.php/el-poso/). Y cómo este asunto (en la también larga tradición vengativa judía) podría estar influyendo en los apoyos invisibles con los que el secesionismo catalán se maneja entre bastidores.

La noticia de la libertad de Puigdemont y su imposibilidad de ser juzgado (en caso de extradición por Alemania… que está por ver) por el delito de Rebelión, ha caído como jarro de agua helada entre todos los españoles de bien (que son la inmensa mayoría) que ansiaban ver al sedicioso, lomo al sol, encadenado al banco de remos.

Nos duele, ¡qué digo!… ¡nos jode! y mucho la decisión del Tribunal “accidental” del pequeño lander de Schweslig Holstein (una pequeña provincia, hoy alemana, que ya en 1920 se convulsionaba a partes iguales en un plebiscito por su pertenencia a Dinamarca o a Alemania), nos duele… pero no nos sorprende.
La actual Alemania es ese país donde CADA AÑO se dictan una media de 2.000 sentencias condenatorias (y creciendo) por el famoso artículo S130 (negación del holocausto).
Es también el pais que ha condenado a una anciana de 90 años a 5 años de prisión por hacerse públicamente una serie de preguntas a la vista de material desclasificado de los “campos de extermino” que dejan en evidencia algunas de las “verdades” que sostienen al NOM.

Pese a todo, me reafirmo en mis trece y testarudamente sigo declarando mi admiración por el antiguo pueblo germano, hoy todavía esclavo de un sentimiento de culpabilidad inducido, pero que a lo largo de su historia ha mantenido una voluntad férrea de pervivencia que nos empuja a pensar que resurgirá de las cenizas de su actual mendicidad de identidad.

Ningún pueblo europeo puede ser juzgado por las decisiones tomadas por sus gobernantes actuales.
Nosotros, sin ir más lejos.
Puigdemont jamás debería haber salido de España, al contario, debería haber sido cargado de grilletes en el primer minuto de sublevarse. ¡¡Si!!, sublevarse.
Y eso lo sabe cualquier observador de la política internacional.

Hace años que lo venimos avisando: esto no va a acabar bien.
Luego que nadie se llame andana.

LARREA    AB/2018


 

La justicia alemana niega la rebelión y deja en libertad a Puigdemont

El tribunal decide la excarcelación del expresidente bajo el pago de una fianza de 75.000 euros

https://politica.elpais.com/politica/2018/04/05/actualidad/1522947756_734813.html

Be Sociable, Share!

    Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

    ACEPTAR
    Aviso de cookies