Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

GOBERNADOS POR CIEGOS E IRRESPONSABLES

Afinando los muchos análisis hechos acerca del conjunto de crisis económica y de valores que nos asolan, llegamos a algo que nos parece central y sobre lo que toca reflexionar seriamente.

Las sociedades, la globalización, el proceso productivo, el sistema económico-financiero, los sueños predominantes y el objeto explícito del deseo de las grandes mayorías es consumir y consumir sin límites. Nos ha creado una cultura del consumismo propalada por todos los medios. Hay que consumir el último modelo de móvil, de zapatillas deportivas, de ordenador…

Si miramos bien, estamos enredados en un círculo vicioso que puede destruirnos: necesitamos producir para permitir el tal consumo. Sin consumo las empresas van a la quiebra. Para producir, necesitan los recursos de la naturaleza. Éstos son cada vez más escasos y ya hemos dilapidado un 30% más de lo que la tierra puede reponer. Si paramos de extraer, producir, vender y consumir no hay crecimiento económico. Sin crecimiento anual los países entran en recesión, generando altos índices de desempleo. Con el desempleo, irrumpen el caos social explosivo, depredaciones y todo tipo de conflictos. ¿Cómo salir de esta trampa que lanza al pueblo al desastre, mientras los grandes poderes ocultos y los poderosos medios de comunicación llenan sus cofres de beneficios?
¿Por qué nos ocultan la verdad?

Lo contrario del consumo no es el no consumo, sino un nuevo «software social». Es decir, urge un nuevo acuerdo entre un consumo solidario y frugal, accesible a todos, y los límites intraspasables de la naturaleza. El pueblo tiene que abrir los ojos y escuchar sus sentimientos, de amor responsable por el futuro de nuestros hijos.

Pero cuando los jefes de los Estados opulentos se reúnen no hablan de estas cosas. Ahí se trata de salvar el sistema que está haciendo agua por todas partes. Saben que la naturaleza ya no puede pagar el alto precio que el modelo consumista cobra. Ya está a punto de poner en peligro la supervivencia de la vida y el futuro de las próximas generaciones. “Estamos gobernados por ciegos e irresponsables”, incapaces de darse cuenta de las consecuencias del sistema económico-político-cultural que defienden.

Es imperativo un nuevo rumbo, si queremos garantizar nuestra vida y la de los demás seres vivos. La civilización científico-técnica que nos ha permitido niveles exagerados de consumo puede poner fin a sí misma, destruir la vida y degradar la Tierra.

Seguramente no es para esto para lo que hemos llegado a este punto en el proceso evolutivo. Urge tener valor, osadía para cambios radicales, si es que todavía nos tenemos un poco de amor a nosotros mismos.

J.COLOMINA

 

Be Sociable, Share!

    Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

    ACEPTAR
    Aviso de cookies