GRANDES FARSANTES DE LA HISTORIA. HOY: WINSTON CHURCHILL

El actor británico Norman Shelley era el “ventrílocuo” del psicópata, borracho y drogadicto Winston Churchill en sus discursos radiofónicos, engañando a decenas de millones de oyentes que, creyendo escuchar a Mr. Winston, se jodían con la perorata escrita por secretarios y representada por un doble -alguien sobrio que, al menos, pudiera hablar-

Así, Churchill, el “hombre”, no sólo fue un plagiador literario que se valió de escritores a sueldo, sino que Churchill el “orador” también resultó ser una farsa.

¿Qué nos queda del mito Churchill? Un charco de excrementos, colillas y una botella vacía de whyskey… más un reguero de “sangre, sudor y lágrimas”.

Otro éxito exportable de la política imperial británica.

A.MARTÍN

 

Be Sociable, Share!

    1 thought on “GRANDES FARSANTES DE LA HISTORIA. HOY: WINSTON CHURCHILL

    Comments are closed.

    Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

    ACEPTAR
    Aviso de cookies
    Web translate