GRANDES GENOCIDAS DE LA HISTORIA: DWIGHT D. EISENHOWER

Como jefe de la ocupación estadounidense de Alemania en 1945, Dwight D. Eisenhower mató de hambre deliberadamente a prisioneros de guerra alemanes en cantidades asombrosas tras la finalización oficial de la Segunda Guerra Mundial en Europa. De ello ya hicimos mención en un anterior artículo:

Pero lo que hoy presentamos es un documental subtitulado al castellano sobre aquel holocausto olvidado y ocultado por los vencedores durante 75 años y que ahora comienza, tímidamente, a salir a la luz..
Las víctimas muy probablemente sumen más de un millón, muertes causadas a sabiendas por oficiales del ejército que tenían recursos suficientes para mantener con vida a los prisioneros.
Eisenhower, como en sus cartas personales delata, no sólo odiaba al régimen nacionalsocialista, sino que odiaba al pueblo alemán como raza. Su intención personal era destruir tantos de ellos como pudiera, y una forma era eliminar a tantos prisioneros de guerra como fuera posible.
El método de Eisenhower era simple: cambió la designación de los prisioneros de “Prisioneros de guerra” (POW), requerida por la Convención de Ginebra para ser alimentados con las mismas raciones que los soldados estadounidenses, a “Fuerzas enemigas desarmadas “(DEF), lo que le permitió recortar sus raciones al nivel de hambre. Por la misma excusa se les negaron suministros médicos y refugio. Murieron por cientos de miles. Sus muertes fueron encubiertas en los registros del Ejército al enumerarlas como “otras pérdidas” en gráficos que muestran los totales semanales de prisioneros disponibles, números dados de baja, etc.
Tan pronto como terminó la guerra, el general George Patton simplemente soltó a sus prisioneros para que se valieran por sí mismos y encontraran el camino a casa lo mejor que pudieron. Eisenhower estaba furioso y emitió una orden específica a Patton para que entregara a estos hombres a los campos como DEF. Conociendo a Patton como lo hacemos por la historia, sabemos que estas órdenes fueron ignoradas en gran medida, y bien puede ser que la prematura y curiosa muerte de Patton haya sido el resultado de lo que sabía sobre estos miserables campos de Eisenhower.
Peter Worthington, reportero de noticias canadiense de OTTAWA SUN, hizo su propia investigación a través de contactos que tenía en Canadá, e informó en su columna del 12 de septiembre de 1989 lo siguiente:

“… es difícil escapar a la conclusión de que Dwight Eisenhower fue un criminal de guerra de proporciones épicas. Su política (DEF) mató a más alemanes en paz de los que murieron en el Teatro Europeo”. “Durante años hemos culpado a los rusos de los 1,7 millones de prisioneros de guerra alemanes desaparecidos. Hasta ahora, nadie escarbó demasiado …”

JAVIER FERNÁNDEZ

Be Sociable, Share!

    Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

    ACEPTAR
    Aviso de cookies
    Web translate