HA FALLECIDO EN PALMA DE MALLORCA EL DIVISIONARIO DON ANDRÉS FUSTER FUSTER

 

Me acaban de comunicar que esta noche (21 de abril) ha fallecido Don Andrés Fuster Fuster, último veterano de la División Azul que quedaba en Mallorca, y posiblemente en Baleares. Hace hoy justo once días que falleció su camarada de División Juan Martorell en Campanet, por lo que nos hemos quedado huérfanos de guripas en las islas.
Para quienes deseen participar en su despedida, el funeral será este martes a las 20’00 en la Iglesia de San Magín en la barriada de Santa Catalina.

Como pequeño homenaje y despedida ofrecemos aquí un brevísimo resumen de su participación en la campaña de Rusia:
Nació en Montuiri -Mallorca- el 15 de enero de 1923. En julio de 1941 se presentó voluntario por Milicias no siendo aceptado por la edad y, según nos cuenta, por ser parte del sostén de sus once hermanos. El 20 de septiembre de 1942 vuelve a intentarlo en la oficina de Milicias de Falange de Manacor, siendo aceptado. Se incorpora a la División con su grupo de 22 voluntarios baleares que salieron en barco hasta Barcelona, luego a Zaragoza y Logroño, donde permaneció durante unos días de adiestramiento en el cuartel de Bailén. Con el 14 Bon en Marcha llega a Alemania y en septiembre de 1942 se incorpora en Rusia a su unidad que es la 14 del 262, con la que combatirá participando en la batalla de Krasnij Bor. Fue herido tres veces siendo hospitalizado. Regresará a España en noviembre de 1943. Le fueron concedidas la Cruz Roja del M.M., la Conmemorativa y la de Herido.

Siempre recordó a sus camaradas caídos, y la huella que le dejó marcada la División la plasmó en sus memorias escritas entre 1949 y 1959.

Para quienes tengan dudas del motivo que le impulsó para ir a Rusia, valgan estas líneas publicadas en su libro “La gran noche” donde lo deja perfectamente claro:

“Al mismo tiempo, dada mi condición, creo sería faltar a un deber sagrado e ineludible, indigno de un exdivisionario si desde estas líneas no rindiese mi más fervoroso recuerdo y sentido homenaje a los camaradas que, en las frías e inhospitalarias estepas rusas, encontraron la tumba eterna, después de arrastrar toda clase de penalidades y peligros, tan propios de la guerra. Vaya pues, a tantos héroes anónimos que escribieron con su sangre hispana páginas gloriosas en la historia de la valerosa División y cuyos pasos abrieron surcos victoriosos, dedicada por entero esta obra”.

Gracias a la atenta y diligente colaboración de la Hermandad Nacional le pudimos imponer el 1 de junio pasado la medalla conmemorativa del 70 Aniversario en un acto cargado de emoción y recuerdos. Para ello fuimos invitados a su casa donde, rodeado de sus seres queridos, Don Jesús Álvarez (hijo de divisionario) le impuso dicha medalla. La sorpresa que le dimos por nuestra parte fue presentarnos con dos miembros de la Asociación de Recreación Histórica de Mallorca (Andrés y José Luis) vestidos reglamentariamente de divisionarios. Don Andrés al verles entrar emocionado les lanzó un “¡Son los mios!”.

Que Dios lo tenga en su gloria y le permita reunirse con sus viejos camaradas de armas, con los que recordar aquellos meses juveniles de ideales y sacrificios.

 

Be Sociable, Share!

    Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

    ACEPTAR
    Aviso de cookies
    Web translate