HAGA LA PAZ O LO MATO

Pues resulta que en La 2 están reponiendo Verano Azul (¡guau!) y mañana sin ir más lejos la diñará Chanquete, que era el pureta que mantenía una insana relación tanto con la cuchipandi púbere como con Julia, la desperate spinster.
Una serie difícil oigan, sello David Lynch, lo que yo les diga.

El caso es que pueden ahorrarse el trámite lacrimógeno y la caja de kleenex, si lo que les pone son las reposiciones prepárense el bol de palomitas porque me temo vuelve a las pantallas “Cascos Azules Return”, un thriller bélico que ríete tú del coronel Truman.
A mí eso de las “misiones armadas de paz” siempre me ha parecido una extravagancia, llámenme raro. Algo así como decir “fútbol femenino” o “Inteligencia Militar”, algunos enteraos lo llaman oximoron.

Lo cierto es que desde que en el 2015 el chino ese (o lo que fuera) Ban Ki-moon admitiera que había unas 70 denuncias por abusos sexuales contra la fuerza pacificadora en El Congo, no habíamos vuelto a saber demasiado de los soldaditos de primera comunión.
Ahora Macron y Boris Johnson piden a la ONU que habilite un “corredor humanitario” en Kabul con la sana intención de (Brexit inclusive) justificar el monumental bochorno de la NATO en el asuntillo de Afganistán.

El ridículo ha sido de Aupa el Erandio.
Pero aún se puede mejorar: manténganse atentos a sus pantallas.

LARREA  AGOSTO/2021

 

Be Sociable, Share!

    Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

    ACEPTAR
    Aviso de cookies
    Web translate