HALLOWEEN, LA FIESTA DE LA DEMOCRACIA

 

De todos es sabido que el pueblo español es muy dado a las fiestas populares, romerías y festejos.

Aquellos que criticaban al Régimen del 18 de julio por anestesiar al pueblo español con fútbol y toros, hoy han quintuplicado el primero en todos los medios de comunicación de masas. El pueblo sale banderita en ristre cuando gana España, y se olvida otros cinco años de todo lo que huela a Patria.

Casi todos los festejos populares de nuestra Piel de Toro, siguen celebrándose hoy como hace cincuenta años, pero sin duda hay uno muy novedoso e importado desde la cuna de las democracias occidentales, que es el que representa a este sistema: Halloween, y que sin duda alguna lleva camino de adelantar en cuanto a asistentes a los carnavales, el 12 de octubre, y no digamos a fechas como el 6 de diciembre.

Que todos los monstruos, desde Drácula a Frankestein de las famosas películas de terror salieron de la pluma de masones o anarquistas, no es nada nuevo. Que el liberalismo yanquee tenga esta fiesta a la altura del 4 de julio tampoco. Halloween viene a representar la esencia de los “valores” democráticos: relativismo moral, apología del mal gusto, escatología, sadomasoquismo, sicopatías varias, oscuridad, fealdad y maldad frente a todo lo luminoso, bonito y y noble del ser humano, la deformidad en general de la existencia misma.

Nada nos extraña; sabemos desde mucho antes de que la Gran Bestia satanista Aleister Crowley trabajara para Winston Churchill, qué fuerzas, ideas y grupos de presión nos dominan, imponen su hegemonía y sus leyes, e intentan erradicar cualquier otro signo de identidad, cultura o religión de los pueblos.

Nada nos asusta y pocas cosas nos sorprenden ya, la democracia estaba coja de una fiesta representativa y la ha encontrado, salida e importada desde los oscuros recovecos de las logias luciferinas norteamericanas.

Solo podemos darles las gracias, ellos mismos se definen. Es hora de elegir bando.

R. García

Be Sociable, Share!

    1 thought on “HALLOWEEN, LA FIESTA DE LA DEMOCRACIA

    1. Lo primero, que la fiesta es celta, no americana, y lo segundo, no entiendo la comparación con respecto a la tauromaquia con holloween, pues ambas son de origen pagano, y no representan en nada a España.

    Comments are closed.

    Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

    ACEPTAR
    Aviso de cookies
    Web translate