NUESTROS HÉROES: GUILLERMO OWEN CRIPPA

En la mañana del 21 de mayo de 1982 se envió un avión de la Primera Escuadrilla Aeronaval de Ataque -pilotado por el entonces Teniente de Navío Guillermo Owen Crippa- a verificar movimientos de la flota británica en el Estrecho de San Carlos.

El solitario Aermacchi MB 339 se encontró con catorce buques ingleses en ese estrecho y observó que se había comenzado con las operaciones de desembarco. Crippa no lo dudó y atacó con sus limitados medios a su disposición, cañones de 30 mm y cohetes Zunni, regresando después a Puerto Argentino con la novedad.

“Estuve viviendo un torbellino de emociones en estos días y no llego a tomar conciencia todavía de estos eventos. Todavía no tomo real dimensión de esto que me superó, sinceramente”.

Sobre los hechos que lo tuvieron como protagonista, Owen Crippa relató que “yo estaba apostado en Puerto Argentino y la noche del 20 de mayo nos habían avisado que las posiciones del Teniente Esteban habían sido atacadas (el Teniente Esteban mandaba una sección integrada por un grupo de soldados pertenecientes a dos regimiento de infantería del Ejército Argentino, el 12 y el 25, que resistía el desembarco inglés en San Carlos), ya que se había perdido comunicación con él y había que saber qué estaba pasando”.

Entonces “salgo con otro avión porque el otro estaba averiado por un ataque el día anterior y en vuelo solitario intento entrar pasando por arriba de unos combates que estaban haciendo los Harrier’s a helicópteros argentinos y no puedo. Así que voy hacia el Norte para entrar por el Estrecho sabiendo que había buques, no sabía exactamente dónde ni qué cantidad. Ahí me encontré con catorce buques ingleses y ataqué al primero, porque tenía yo munición de 30 mm y cohetes, nada más; así que intenté destruirle los elementos de control, radares, comunicaciones y artillería. Luego pasé entre ellos para que no me tiraran”, recordó.

La nave atacada resultó ser la Fragata ‘HMS Argonaut’ a la cual Crippa le destruyó su radar principal y otros elementos del buque, según destacan fuentes inglesas. Ese mismo día este navío de guerra recibió otro feroz ataque por parte de la aviación argentina.

Antes de regresar a Puerto Argentino, Crippa hizo un croquis de cómo estaban dispuestos estos buques, su ubicación y la cantidad.

“A partir de esta novedad comenzaron las oleadas de ataque sobre el Estrecho San Carlos con aviones que despegaban desde acá, de Río Grande. Me imagino que el ruido de las turbinas fue ensordecedor para los riograndenses ese 21 de mayo”.

Son numerosos los reconocimientos que recibió Owen por su heroicidad. Asimismo, fue condecorado con la Cruz de la Nación Argentina al Heroico Valor en Combate por la proeza realizada, la cual figura en los anales de la aviación naval mundial y ha sido reproducida en varios cuadros (obra del pintor Allan Omill, adquirido en Italia para uno de los directivos de la fábrica Aermacchi, o del pintor Carlos García).

Fraternalmente en Cristo desde Misiones,

Fernando Javier Liébanes 

 

Be Sociable, Share!

    Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

    ACEPTAR
    Aviso de cookies
    Web translate