NUESTROS HÉROES: LA FOLGORE

¡FOLGORE!

Para muchos analistas e historiadores, la división aerotransportada “Folgore” (rayo) fue la unidad italiana más aguerrida y mejor entrenada de la Segunda Guerra Mundial. Por su desempeño en la segunda batalla de El Alamein, Churchill calificó a sus efectivos como “leones”, al referirse a ellos en uno de sus discursos en la Cámara de los Comunes y Rommel los mencionó entre sus cuadros más valerosos, sobre todo a la hora de emprender acciones de riesgo.

La Folgore era una pequeña división de élite (solo 5.000 hombres) que había sido entrenada específicamente para invadir la isla de Malta. Durante casi un año, la división se preparó para ello, pero luego Adolf cambió de opinión y la Folgore fue enviada al desierto en julio del 42.

Los paracaidistas italianos llegaron a Egipto tremendamente motivados y su desempeño mostraría al mundo su elevado grado de preparación.

Durante la segunda batalla de El Alamein, la División Folgore fue atacada por tres divisiones británicas, la 44.a División de Infantería, la 50.a División de Infantería (Northumbrian), la 7.a División Blindada (Ratas del Desierto) y la 1.a Brigada de Franceses Libres.

Los paracaidistas, abrumadoramente superados en medios y número, usaron todo lo que tenían a su disposición, incluso cócteles molotov contra los tanques, y organizaron muy efectivos contraataques. Solo en el asalto británico inicial, la Folgore había destruido más de 120 vehículos blindados e infligido más de 600 bajas aliadas. Los británicos rápidamente se dieron cuenta de que éstos no eran los conscriptos italianos habituales.

Cuatro días duró la batalla, con los británicos intentando doblegar a sus adversarios y los paracaidistas itálicos resistiendo con tenacidad.

Los aliados instaron a la rendición: “¡Ustedes son soldados valerosos. Si se rinden tendrán el honor de las armas, pero si continúan luchando serán aniquilados. No tienen ninguna posibilidad de resistir!”. Pero a cada exhortación, la respuesta de los italianos fue siempre la misma: ¡¡Folgore!!

El 6 de noviembre, después de haber agotado todas sus municiones, lo que quedaba División se rindió. Siguiendo instrucciones de su superior, los oficiales procedieron a destruir las armas aun operables y procedieron a alinearse en posición de firmes, en espera del enemigo, la mayoría derramando lágrimas de impotencia. Apenas habían sobrevivido 272 soldados y 36 oficiales.

Los pocos supervivientes, que lograron retirarse, se reorganizaron en el 285 Batallón de Paracaidistas Folgore y lucharon en Túnez. Se rindieron a los británicos en 1943, pero sin tener que mostrar una bandera blanca y sin tener que levantar las manos mientras se rendían.

La 185 División Aerotransportada “Folgore” estuvo a la altura de su glorioso pasado romano, demostrando la misma fuerza, disciplina y coraje de sus ancestrales legiones, aquellas que conquistaron el mundo y forjaron el mayor imperio de la antigüedad.


 

(Foto): El teniente de artillería Rolando Giampaolo dirige uno de los pocos cañones antitanques de Folgore: un 47 mm italiano. El Alamein, fecha desconocida. Colorizada por In Colore Veritas.

Fuente: Fortis Leader

 

EL CENIZO

 

Be Sociable, Share!

    Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

    ACEPTAR
    Aviso de cookies
    Web translate