HIJOS EN TIEMPOS DE GUERRA

En diversas ocasiones he sido cuestionado por variados semejantes, conscientes de la decadencia del mundo que nos rodea, sobre la posible irresponsabilidad de traer hijos al mundo sabiendo que vivimos tiempos oscuros que precipitadamente van a peor.

Es cierto que actualmente la revuelta contra el sistema es ya una obligación más en la ingente lista de deberes que constituye el ser padre, siempre que queramos lo mejor para la educación de nuestros hijos. Además no podemos engañarnos, ese combate contra el poder degenerador de la modernidad empieza por nosotros mismos, por luchar contra nuestros vicios, nuestro materialismo y nuestro egoísmo, en pos de convertirnos en el ejemplo natural que deberíamos ser para nuestros vástagos.

Y claro, ante esta perspectiva es muy de los tiempos que corren esa actitud tendente a la comodidad y a la pasividad en la búsqueda de argumentos sentimentales que convengan al podrido estilo de vida occidental.

¿Cómo puedes traer niños al mundo sabiendo lo que les espera? Yo, por mi parte, nunca creí tener que dar argumentos a la acción natural y espiritual más importante de nuestra esencia. Pero, como así va el mundo, veo la oportunidad de expresar que, en primer lugar, la fuerza que personalmente me movió a la paternidad fue el AMOR hacia mi mujer. Y ante esto el tema debería estar zanjado para cualquier sentido común.

Pero por si esto no aclara las dudas de los escépticos, he de recordar que la NATURALEZA, el destino, el Dios o los Dioses que tensan la cadena de la que sólo somos eslabones, me dio la capacidad de crear vida y me puso en situación de usarla al conocer a mi pareja, y ante esto no hay resistencia material que merezca la pena.

Por si esto fuera poco, los que somos conscientes de que mueren los valores del hombre Europeo y nos llenamos la boca con la necesidad de revivirlos, nos olvidamos a veces del importante DEBER que tenemos de resistir el genocidio pacífico y controlado al que nos someten a través de la negación del espíritu y la exaltación del egocentrismo. Y esta resistencia, nos guste o no, pasa en primer lugar por entregarse y dejar una descendencia que porte nuestra sangre, y darle la oportunidad que nosotros tuvimos de ser HÉROES contra el tiempo.

Gawain

gaw8

Be Sociable, Share!

    Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

    ACEPTAR
    Aviso de cookies
    Web translate