HIPÓCRITAS SON (Por Jorge Verstrynge)

 

1. Los franceses, que, habiéndose comprometido a acoger 30.000 migrantes procedentes de Italia y Grecia, cerraron sus puertos ante los barcos cargados de personas y a la deriva…

2. Los que ocultan la verdad (“ongs”, tertulianos, “periodistas”…) que saben, pero no lo cuentan, que subirse a una barcaza le cuesta a cada inmigrante un mínimo de 3.000 €. Ese dinero al sur del Sáhara, es una cantidad más que suficiente para montar una empresa o hacerse con una explotación agraria o ganadera… teniendo en cuenta que aquí no vienen cabreros, sino gente emprendedora, valiente, y con formación profesional como mínimo, se trata de una gran sangría injusta para el país emisor.

3. Los que miran para otro lado, cuando saben que las personas dedicadas a la nueva trata de negros son las mismas que controlan el tráfico de armas hacia el sur y hacia el norte.

4. Los que ocultan que estamos ante unos traficantes que “trabajan con todas las garantías”. Sólo beneficios: una vez subidos a las barcazas y llevados a cierta distancia de la costa, a los inmigrantes se les abandona, y se les confía a las fuerzas de la marina europea, llamadas al rescate, vía llamada de móvil (muy barato); si llegan a tiempo, bien y si no… desembarcados en las costas europeas; si no se les da asilo, tampoco (o muy difícilmente) se les puede echar.

5. Y ahora Alemania ofrece (porque Grecia e Italia ya no pueden más) erigirnos en nuevos campos de concentración a cambio de plata (cuando la magnitud del nuevo fenómeno migratorio para los europeos, es ya una cuestión de identidad, mucho más que de dinero). Y por cierto, a Marruecos, Argelia, Túnez y Libia habría que darles medios suficientes, para que controlen sus costas y las nuestras.

6. Nuestra responsabilidad como blancos descendientes de negreros (cuando eran los propios negros los que vendían negros a los árabes con fines de esclavitud): ¡nula! Ninguna responsabilidad. Nuestros antepasados hicieron la revolución francesa, ahora les toca a los “subsaharianos” (qué vocablo más púdico); no debería ser tan difícil, en un continente (el africano) ahora mismo en la cresta del crecimiento económico.

7. Afirmar que acoger a estas personas masivamente no creará efecto llamada es, sencillamente, insultar la inteligencia humana.

(Addendum: me dice también Verstrynge que el multimillonario Soros -horresco referens- ayuda con subvenciones, donaciones, becas y cosas así al diario de marras. Le pregunto si ha verificado esa información y me dice que es el propio diario quien lo reconoce. Todo cuadra. A Soros, Sumo Hacedor de la decadencia del mundo occidental y de la Europa buenista, entreguista y oligárquica, le interesa, como a todos los de su casta y los de su cuerda, la importación masiva de mano de obra barata).

Be Sociable, Share!

    1 thought on “HIPÓCRITAS SON (Por Jorge Verstrynge)

    1. Me pregunto porqué nunca se detiene, multa y condena a ninguna de esas “mafias” que nos llenan Europa de “pobres negritos”. No será que las estamos financiando con los miles de millones de euros que van de nuestros impuestos a los famosos planes de desarrollo cuyos resultados no se ven por ningún lado? No serán nuestros gobiernos los que manejan esas mafias?

    Comments are closed.

    Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

    ACEPTAR
    Aviso de cookies
    Web translate