EL HOMBRE MÁS PODEROSO

Pues no, el paleto ese yanki con cara de paleto de yanki que actúa como un paleto yanki no es el hombre más poderoso del mundo, como nos quieren hacer creer. Con toda esa parafernalia hortera desplegada en su presencia, lo único que denota es que sus apariciones son eso, un simple espectáculo grandilocuente y engañabobos, para pasmo y asombro de incautos. Y cateto que te cagas.

A cuenta de la última ( por ahora) masacre, se mostraba fuertemente airado en público, metido en su papel de indignado prócer de la patria, como si realmente le importaran algo las muertes acaecidas. Y digo yo, que no estoy muy enterado de estas cosas; si el hombre más poderoso del mundo no puede controlar-limitar-prohibir la venta de armas en su país, ¿es tan poderoso como nos dicen?. La conclusión lógica y obvia es sencilla: no lo es.

Hay quien dirá que eso de portar armas es guay, las libertades del ciudadano, bla bla bla. Pero, no. En las antiguas sociedades, el portar armas era símbolo del estatus dentro de su comunidad. Comunidades en las que estaba muy clara la posición de cada hombre, y en las que un código ético ( en la mayoría de los casos) estaba presente. Ahora, que yo sepa, no es así. O podríamos llamar a Diógenes, para que con su fanal nos buscase un hombre; aunque, si no lo encontró en la antigua Grecia, ¿lo encontraría en el mundo invertido en el que vivimos hoy?.

Plantéate esto :¿Te imaginas a tu vecino con un cachivache que puede disparar 700 balas por minuto?. ¿O a ese tío chungo que te encontraste por la calle ya tarde, pero que se acojonó un poco cuando lo miraste desafiante con cara de muy mala leche?. ¿O aquel incidente circulatorio que tuviste con un descerebrado?. Tantas y tantas ocasiones propicias para, como en las películas, desenfundar ese arma y dar comienzo a la secuela de la película, pero esta vez en la vida real.

No, ese tipejo es una marioneta en este asunto y en todos los demás: en todos los demás, repito.

50.000 millones al año son muchos millones para que la democracia del pueblo soberano pueda poner coto a los beneficios de los fabricantes, en este caso de armas. Al igual que en todos los casos en los que hay de por medio millones en ganancias para los de las narices sospechosas y sus compinches, el pueblo soberano jamás podrá controlar ni eso ni nada a través de sus democráticos representantes, que solo $irven a sus amo$.

juvenal.

 

Be Sociable, Share!

    Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

    ACEPTAR
    Aviso de cookies
    Web translate