HUMOR, ANTE TODO

En esta auténtica batalla -contra quienes recortan libertades y derechos con la excusa coronavírica, arruinan económicamente a naciones enteras para lucro de unos pocos usureros, aprueban leyes contra natura, destrozan idiomas hermosos con su linguoinclusivismo, suprimen la Historia para reescribirla a capricho, niegan la verdad alzando la bandera del relativismo, atacan cualquier atisbo de belleza y trascendencia, ejercen de censores políticamente correctos o enfrentan al pueblo a base de atomizarlo en minorías presuntamente ofendidas: todos ellos esbirros que obedecen a idéntico amo- el humor es un elemento esencial.

Porque el humor –“lo serio que se esconde tras la broma”, que decía el gran Schopenhauer- no es en absoluto una manifestación de resignación, sino una reconfortante forma de resistencia e, incluso, llegado el caso, de lucha.

Desde luego, nada fastidia más a los actuales tiranos (meros testaferros de los “innombrables” señores del dinero) que eso, de ahí que como nunca antes los mismos se afanen (vía ingeniería social, vía nuevas tecnologías, vía…) en controlar nuestros sentimientos, último refugio (junto con nuestros pensamientos) de la libertad personal de cada cual.

CACHÚS

 

 

Be Sociable, Share!

    Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

    ACEPTAR
    Aviso de cookies
    Web translate