ICONOCLASTAS Y FASCISTAS, AYER, ¡HOY! Y MAÑANA

Seguro que todos hemos participado en foros de debate en Facebook y demás, debatiendo con ardorosos comentarios sobre si la Falange fue fascista (¡pues claro!), la bandera de España debe ser bicolor, tricolor o con escudo, que si Ramiro, Hedilla o Narciso, que si José Antonio bebía whisky y el del bigote era abstemio, que si este país es más o menos afín a nosotros, que alguno parece haber, o que si la abuela tuviera ruedas sería una bicicleta… y nos habremos hecho numerosas preguntas sobre qué queremos, qué querrían nuestros fundadores españoles de estar vivos (está clarísimo por lo que cayeron muertos), o si lo mejor es adaptarse al medio como camaleones, y que te pisen como una cucaracha en señal de agradecimiento del sistema.

Camaradas: si por algo se destacaron nuestros precursores, fue por no ceder jamás ante el enemigo, salvo “que estuviera asegurado su predominio”.
No os calentéis más la cabeza los que amáis a España y al Fascismo, no se trata de colores cambiantes de banderas (¡pero si todo movimiento fascista deseaba la suya como símbolo patrio y no otra!), ni de debatir sobre colores de camisas o no (todas igual de válidas y respetables), sino de luchar por lo que combatieron los Nuestros, y contra los que murieron los Nuestros, hoy encarnados en el NOM, la OTAN, la Unión Europea, la Entidad sionista y sus lobbys mundiales, la siempre omnipresente masonería liberal-progresista, el multiculturalismo uniformador y empobrecedor de la Humanidad, la pérdida total de soberanía nacional, el aborto libre en Europa para convertirnos en una población de ancianos, la drogadicción masiva en Occidente, el fin del empleo estable “gracias” a la globalización, y el desmelene absoluto y total en todos lo ámbitos de la sociedad… el todo vale que nos ha llevado a estar como estamos.

Ya lo afirmó José Antonio en su célebre discurso cuando advertía que algunos quieren llevarnos, ante los problemas más graves, a adoptar las posturas menos exigentes. Y como ya nos dejara entrever escrito nuestro gran Ramiro Ledesma, no importan los colores, las banderas, las palabras, los uniformes o los himnos, si logramos imponer un régimen Fascista en nuestra Patria, camino a la antigua Roma. ¡Pues a ello!.

R. GARCÍA

 

garc2

Be Sociable, Share!

    Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

    ACEPTAR
    Aviso de cookies
    Web translate