IDEAS PARA UNA TELESERIE

 

Ahora que están de moda las teleseries, se me está ocurriendo una idea para un guión que creo que lo va a petar. La cosa va de una familia que parece normal pero que esconde numerosos secretos inconfesables. ¿Que ya está muy visto? Espera y verás: Resulta que el padre de familia es un registrador de la propiedad que, no contento con llevarse crudo un millón de dólares al año (es de euros, pero me ha dicho Netflix que mejor en dólares para una posible versión USA) monta una trama mafiosa de tres pares.

No voy a revelar demasiados detalles para que nadie me robe la idea, pero en la historia hay de todo: extrañas muertes de fiscales, obispos terroristas, alta traición, ministros corruptos… Por ejemplo, el prota hace Ministro de Justicia a un amiguete para que suprima el Registro de la Propiedad que le hacía la competencia al suyo en una ciudad imaginaria que se llama Santa Pela o algo así. Esto pasa en la primera temporada, pero se sabe mucho después porque los periodistas no se atreven a decir nada. Y es que el pavo les amenaza con retirar la publicidad institucional de los periódicos si hablan. Ya sé que esto puede parecer poco creíble, pero es que la serie es de ficción.

Sigo contándote:
Resulta que también hay un “consigliere” como en el Padrino, pero que acaba en la cárcel y no veas las movidas que tienen que montar para que no hable. Al final, el tipo va hablando y hace que una marquesa que amenazaba con quitarle el poder al registrador se tenga que retirar de la política. Los principales secuaces de la marquesa van también al trullo. Son acojonantes las subtramas que hay para sacar los trapos sucios de la peña.

Hay un capítulo muy cachondo donde, para defenestrar a una mafiosilla local, desvelan que su título académico era más falso que el diario de Ana Frank. Cuando parecía que la cosa iba a ser un escándalo, resulta que todos los cabecillas de las bandas rivales también han falsificado sus historiales académicos y, claro, al final lo del título se queda en nada. Entonces, para hacer que la mafiosilla se pire tienen que montar otro escándalo y no se les ocurre otra cosa que sacar un vídeo en la que se la ve robando bragas en un mercadillo de gitanos. Como en Netflix son tan tiquismiquis con la cosa racista, me han dicho que cambie el mercadillo de gitanos por otra cosa. Ya veré qué se me ocurre, pero no me digas que la serie no es la repolla.
En cuanto incluya un personaje negro y otro homosexual para hacer de buenos, Netflix se pone a rodarla echando leches.

Hasta tengo pensado un spin-off en plan de comedia delirante sobre una alcaldesa anciana que tiene una tormentosa historia de sexo interracial con un mantero que, al final, es el negro del wassap.

J.L. Antonaya

Be Sociable, Share!

    Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

    ACEPTAR
    Aviso de cookies
    Web translate