ISRAEL SE ABSUELVE A SÍ MISMO

El régimen de Israel se absuelve a sí mismo del crimen de asesinato de 4 niños palestinos que jugaban en una playa de Gaza.

8 niños de la familia Baker fueron bombardeados por el ejército israelí mientras jugaban en una playa de Gaza en julio de 2014. Cua
tro de ellos mueren en el acto. Ahora la fiscalía militar israelí ha declarado a sus soldados inocentes del asesinato de los niños.

La familia Baker está traumatizada. La decisión israelí ha revivido la agonía y el sufrimiento. El régimen de Tel Aviv evade las acusaciones diciendo que los niños parecían combatientes de la Resistencia. Mohamad, el mayor de ellos, tan solo tenía 11 años.

Pocos días antes de que el régimen de Tel Aviv se autoexculpara del asesinato, la Organización de Naciones Unidas (ONU) anunció que no incluirá al régimen de Israel en la “lista de vergüenza”, de violadores de derechos de los niños. Las organizaciones de derechos humanos se muestran alarmadas por la decisión de la ONU.

Poco sorprende a los palestinos que los israelíes no se declaren culpables del asesinato de los niños Baker. Las familias de más de 500 niños palestinos muertos en bombardeos israelíes confían en la neutralidad de la Corte Penal Internacional (CPI), la única vía posible para que el régimen de Tel Aviv pague por sus crímenes de guerra.

 “Recordemos: sólo hubo un holocausto (copiar cien veces)”

E. CONNOLLY

 

 

 

Be Sociable, Share!

    Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

    ACEPTAR
    Aviso de cookies
    Web translate