JEAN-MARIE

Un joven de 29 años murió tras recibir una puñalada en el pecho, en Saint-Hilaire-du-Harcouët (Manche), en la noche del viernes 29 al sábado 30 de abril de 2022. Obviamente asesinado por un no-europeo en su propia tierra normanda. Este hombre que no podrá construir la familia que tanto soñó era un amigo. Un buen tipo, un buen tipo como dicen. Para él, ni vela ni bolígrafo. Él no lo hubiera querido. Simplemente odio contra sus presuntos asesinos. Pero también contra toda esta pequeña casta en el poder que ha despojado a los originarios de Francia y de Europa de un derecho fundamental que es su derecho a la seguridad.

Y contra todos aquéllos que, desde hace ya demasiados años, se esfuerzan por crear una sociedad mortífera, en la que por una palabra equivocada, por una mirada, por un cigarrillo rechazado, por una cabeza que se niega a bajar al descerebrado de turno, uno puede encontrarse sobre el asfalto, muerto, en la flor de la vida.

Es suficiente. Tus velas, tus marchas blancas, tus lamentos, tus “pasos de recuperación política”, como si muriera a los 29 años acuchillado por un animal-escoria que no soportaba que un hombre lo pusiera a él y a su tropa en su lugar.

El Sistema nos inunda de foráneos cada vez más numerosos. Cada vez más virulentos, salvajes, violentos. Cada vez menos educados. Borrachos de publicidad, drogas, propaganda, rap embrutecedor, animalizante. Siempre el cuchillo en el bolsillo. Siempre la necesidad de profundizar más y más en la barbarie.

Individuos que no serán detenidos ni por una Justicia que sistemáticamente encuentra excusas para ellos, ni por funcionarios electos que no quieren “alarmar”, ni tampoco condenados por por esa casta casta del mundo del espectáculo francés que gusta codearse de esta basura.

Estos monstruos que mataron a mi amigo solo serán detenidos cuando encuentren una fuerza en su contra que les haga entender que aquí tienen todo que perder si se comportan y actúan así. Cuando los nativos de Francia hayan aprendido a no darse por vencidos. Actuar para no volver a sufrir este tipo de drama, que sin duda será para algunos sólo una “noticia desafortunada”. Nadie puede privarnos de nuestro derecho a la seguridad, a ser dueños de nuestra casa, de nuestra tierra.

Mientras tanto, su familia, sus amigos, sus parientes, lloran a un joven de 29 años, que murió en su Normandía natal cuando salía de un bar porque no bajó la cabeza y se levantó para decir que “NO”.

Su nombre era Jean-Marie. Fue un caballero de los tiempos modernos, en una sociedad castrada, desvirilizada, vergonzosa. Su muerte nunca debe ser olvidada ni perdonada.

¡Jean-Marie, PRESENTE!

Yann (Breizhman) Vallerie

 

https://vicnormansstuff.tumblr.com/post/682966520664604672/un-jeune-homme-de-29-ans-est-mort-apr%C3%A8s-avoir-re%C3%A7u

Be Sociable, Share!

    Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

    ACEPTAR
    Aviso de cookies
    Web translate